Sin estar puesta en marcha, la Plisan ya lleva invertidos 106 millones de euros

stop

La oposición a la Xunta denuncia el excesivo gasto que generó un proyecto que aún no es una realidad debido a un proceso de gestión irregular. La Administración defiende que en 2013 se comenzará a ofertar suelo industrial

Uno de los carteles de proyecto en la Plisan

19 de mayo de 2012 (21:30 CET)

Cerca de 106 millones de euros se han invertido a lo largo de casi una década en la Plataforma Logística Industrial proyectada en los municipios pontevedreses de Salvaterra y As Neves, la Plisan. Casi 106 millones de euros para un proyecto que todavía no se ha puesto en marcha en la realidad y cuyos promotores son la Xunta de Galicia, la Autoridad Portuaria de Vigo y la Zona Franca. Por lo menos, estas son las cuentas que defiende el diputado autonómico del BNG, Henrique Viéitez, que teme quedarse corto en alguna inversión inicial.

Aunque el proyecto de la Plisan comenzó a germinar ya en la década de los noventa, no fue hasta 2004 --en los últimos tiempos del Gobierno Fraga-- cuando se inició el, por otro lado, polémico proceso de expropiación de terrenos.

Este mes comienzan labores de urbanización

Actualmente, la Xunta de Galicia anunció que sobre el mes de junio comenzarán los trabajos de asfaltado de un millón de metros cuadrados de la Plisan, con el objetivo de que, en 2013, se pueda empezar a ofrecer suelo industrial. Sin embargo, el proyecto sobrepasa con creces esta primera acometida edificadora.

La Plisan nació con el objetivo de ser el parque empresarial más grande de Galicia. Proyectado en los tiempos de las vacas gordas, el llamado puerto seco de Vigo se ideó con cuatro millones de metros cuadrados. Estos quedaron finalmente en algo más de tres debido a una orden del TS que indicó que cerca de un millón eran de suelo de protección forestal.

Una historia llena de lastre


La falta de coordinación, denuncias medioambientales, denuncias vecinales por los derechos mineros de la zona y unas polémicas expropiaciones fueron lastrando un proyecto que a día hoy ya no parece tan apetecible como antaño. Son muchos los que aseguran que la Plisan ya ha perdido muchos trenes debido a las excesivas demoras en su puesta en marcha. Ahora, las necesidades de suelo industrial no son ni de lejos las de hace unos años.

“En lo que ha pasado estos años con la Plisan habrá que pedir responsabilidades, pero ahora mismo, de lo que hay que darse cuenta es de la inversión en mantenimiento que se ha tenido que hacer durante todos estos años sin que se haya conseguido nada. Ahora hay que entrar en la cuestión de si realmente necesitamos tanto terreno o no, cuáles son las previsiones reales de que las empresas vayan a acudir allí en este momento económico”, comenta el diputado socialista Pablo López Vidal.

Desglose de partidas

Viéitez, del BNG, es de una opinión similar. En su opinión, el proyecto estuvo siempre plagado de irregularidades que lo fueron paralizando, ya desde su nacimiento. Según las cuentas del nacionalista, la Plisan lleva ya consumidos más de 106 millones de euros: 37 correspondientes a la adquisición de terrenos a los que hay que sumar 6,7 millones de revisión los precios y los otros 6,4 de compensación a los expropiados anunciados esta misma semana. Además, hay que sumar otro gasto de 7,7 millones de euros en concepto de derechos mineros y otro millón con 300.000 euros en concepto de trabajos técnicos.

Entre las últimas partidas se encuentra una de 29 millones por concepto de movimientos de tierras, otros 5,2 millones por los movimientos de tierras correspondientes a la zona de Instituto Galego de Vivenda e Solo y 18 millones por el enlace de la Plisan con la A-52.

Quejas de los alcaldes


Viéitez sostiene que “a pesar de los anuncios de la Xunta” este año no habrá grandes movimientos en la Plisan, sobre todo por la cercanía de las elecciones, “porque el Gobierno gallego no está gastando nada en inversión pública” y “porque no hay ninguna partida asignada en los presupuestos autonómicos".

Los populares admiten los retrasos en el parque industrial pero achacan a que es derivado de “la incompetente” gestión de la etapa del Gobierno bipartito en la Xunta de Galicia.

Sea por la causa que fuere, lo cierto es que tras una década la Plisan sigue siendo poco más que promesas de mejoras empresariales. Los alcaldes de la zona defienden que en casi diez años lo único realmente terminado es la autovía de acceso a los terrenos. Empresarios y vecinos de la zona, sospechan que “otro gallo cantaría” si la plataforma estuviera ya puesta en marcha en 2009, como se había dicho.

Habrá que esperar para conocer el futuro de la Plisan.
 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad