Sin acuerdo entre la banca para apoyar a Carceller en Pescanova

stop

Las entidades y su asesor KPMG tienen todavía "aspectos en los que profundizar" y las reuniones se sucederán en las próximas semanas

Planta de Pescanova en Chapela (Pontevedra) / EFE

12 de marzo de 2014 (00:14 CET)

Este martes tuvo lugar la esperada reunión entre el núcleo duro de la banca acreedora atrapada en Pescanova y su asesora KPMG. La cita tenía un objetivo: la auditora debía comunicarles su análisis sobre la propuesta de convenio presentada por Damm y Luxempart para reflotar la compañía pesquera. El cónclave serviría para unificar ideas y fijar una postura común. Sin embargo, de momento, todavía no hay una decisión unánime.

Fuentes conocedoras de la reunión indicaron que todavía restar varios aspectos en los que “hay que profundizar”. “No se ha dicho que no al convenio, pero el sí todavía no es definitivo”, explican. Y es que, si bien la banca da por descontado que se apoyará la propuesta de convenio de Demetrio Carceller, hay determinados puntos de fricción. Entre ellos, el volumen de deuda que recuperará la banca –se sitúa en unos 700 millones cuando esperaban 1.000-- así como los tramos de la quita, que pueden llegar hasta el 90% en algunos casos. Entre las entidades más críticas con el plan de Damm y Luxempart está BBVA.

Nuevas reuniones

Es por eso que, de momento, las reuniones entre KPMG y banca se repetirán. Las entidades tienen hasta el 1 de marzo para adherirse o posicionarse en contra de la propuesta de convenio presentada ante el juez, igual que el resto de los acreedores. Para que la iniciativa de Carceller prospere es necesario el apoyo del 51% del pasivo, y el visto bueno tanto del administrador concursal como del propio magistrado que lleva el concurso.

No se descarta que la propuesta final sufra alguna modificación puntual debido a las reticencias en determinados aspectos de parte de la banca acreedora.

Concursos exprés, antes del convenio

Mientras tanto, los responsables de las distintas divisiones de las filiales de Pescanova en España llevan a cabo estos días reuniones con la plantilla para explicarles el concurso exprés al que se someterán para reestructurarse. El grupo pesquero quiere poner en marcha este proceso concursal para acelerar trámites aunque lo cierto es que las suspensiones de pagos aceleradas de las filiales españolas forman parte de la propuesta de convenio de Damm y Luxempart, y esta todavía no ha sido aprobada.

Tras las comunicaciones a Frivipesca Chapela y a Insuiña, esta semana, según los sindicatos, está previsto que se aborden reuniones con los representantes de Frinova y Bajamar Séptima, con sede en Arteixo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad