El presidente de Sacyr, Manuel Manrique. EFE

Sigue el lío en la AP-9: un juzgado valida la venta de Sacyr a Corsair

Un fallo judicial contradice a un laudo arbitral y da la razón a Corsair, a la que autoriza su compra del 15,5% de Itínere en manos de Sacyr

Corsair contraataca en la batalla por hacerse con la dueña de la AP-9. El juzgado de Primera Instancia número 82 de Madrid ha desestimado la demanda formulada por Globalvía contra la venta del 15,5% de Itínere que Sacyr selló con Corsair meses después de romper su acuerdo previo con Globalvia.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, el juez entiende que la compra fue realizada correctamente porque en el acuerdo firmado por Globalvía con las tres vendedoras quedaba previsto que Corsair, como accionistas de referencia de Itínere, podía ejercer su derecho de compra preferente sobre dichas participaciones.

Sentencia versus laudo arbitral

El fallo judicial se ha conocido en la misma jornada en la que se ha comunicado también el laudo aclaratorio dictado por la Corte de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Madrid en el que se ratifica que el pacto de accionistas del que se sirvió Corsair para obligar a Sacyr a venderle su 15,5% en Itínere estaba ya anulado en el momento en el que el fondo ejecutó la compra de este paquete accionarial.

En concreto, el laudo, al que ha tenido acceso Efe y que Globalvía intentó sin éxito aportar a la causa abierta en el juzgado de Primera Instancia número 82, insiste en que el pacto quedó anulado a todos los efectos con fecha 5 de febrero de 2018, cuando fue llevado a arbitraje por parte de sus firmantes para pedir su nulidad.

Sacyr decanta la balanza

Según fuentes cercanas a Globalvía, el laudo abre la puerta a que ese 15,5% tenga que acabar finalmente en sus manos. No obstante, el laudo no determina si Sacyr debe reclamar sus acciones a Corsair para traspasárselas a Globalvía o si el fondo se las debe vender directamente, y, al no ser condenatorio, no puede exigirse su ejecución ante la justicia ordinaria, según las fuentes jurídicas consultadas por Efe.

Actualmente, Globalvía posee el 40% de Itínere y Corsair algo más del 50% (contando con el paquete accionarial del 15,5% de Sacyr), por lo que el cambio de manos del paquete del 15,5% supondría un vuelco en el control de la concesionaria, valorada en unos 1.300 millones de euros y que gestiona 525 kilómetros de autopistas en el norte de España con la AP-9 como punta de lanza.

Tras el laudo y la sentencia, todo apunta que el futuro de ese 15,5% queda de nuevo en el aire, pues Globalvía puede recurrir la sentencia de Primera Instancia ante la Audiencia Provincial de Madrid o abrir un nuevo procedimiento judicial usando el laudo como palanca para lograr el control de Itínere.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad