Siete de los once paradores de Galicia están en pérdidas

stop

La red del organismo estatal se mantiene a flote en la comunidad gracias al Hostal dos Reis Católicos, el segundo de toda España que registró más beneficios el año pasado

Ángeles Alarcó, presidenta de Paradores, al lado del jardín del Hostal dos Reis Católicos

17 de julio de 2014 (23:38 CET)

Paradores no levanta cabeza. Ni con la reestructuración acometida en 2012, que se saldó con la salida de 350 empleados, el acuerdo con los sindicatos para cerrar el establecimiento de Puerto Lumbreras, en Murcia, clausuras temporales en otros 27 y con numerosos recortes en las áreas de restauración. El organismo dirigido por Ángeles Alarcó, la ex mujer de Rodrigo Rato, mantuvo sus números rojos en 2013 y en el caso de Galicia, a pesar del puntal que representa el Hostal dos Reis Católicos, siete de los once inmuebles turísticos que posee en la comunidad registraron pérdidas.

Las cuentas correspondientes a 2013 del organismo no se han presentado ante el Registro Mercantil pero una respuesta del Gobierno al diputado socialista Miguel Ángel Heredia ha arrojado luz sobre los números del ente. Según recoge Voz Populi el organismo turístico dependiente del Ministerio de Industria y Turismo acabó el año pasado con unos números rojos de 19,7 millones de euros, y con el 60% de la red en pérdidas. Fuentes de Paradores sostienen que se debe, en gran medida, a los 20 millones de amortización de deuda de la cadena, que estuvo al borde de la quiebra. De hecho, sostiene que el resultado antes de impuesto (Ebitda) se eleva por encima de los seis millones.

Galicia salva las cifras

Galicia cuenta con once paradores en activo. Dos en A Coruña, otros dos en Ourense, tres en Lugo y cuatro en Pontevedra. En el cómputo global de beneficios por comunidades, los establecimientos gallegos no salen mal parados. Cerraron el año con una ganacia de 467.000 euros. Sin embargo, es un espejismo, maquillado por las buenas cifras conseguidas por el Hostal dos Reis Católicos y por el Parador de Baiona.

Según los datos aportados por el Gobierno, siete de los once paradores gallegos finalizaron el pasado ejercicio con pérdidas. Los de Ourense son los que arrojan las peores cifras. El de Santo Estevo acabó 2013 con un negativo de 329.640 euros, mientras que el de Verín perdió 222,423 euros. En la última negociación del ERE se pactó que este junto con el de Vilalba cerrase unos cuatro meses al año para reducir costes.

En Lugo, tan sólo se salvó el establecimiento de Ribadeo, que ganó poco más de 66.000 euros. Monforte de Lemos acabó con un negativo que roza los 300.000 euros y el parador de Vilalba registró -222.225 euros.

Santiago y Baiona tiran del carro

De los cuatro paradores de Pontevedra, tan sólo uno, el de Baiona, acabó en positivo, con un resultado de 732.000 euros. La otra cara de la provincia la representan los inmuebles de Cambados (-179.127 euros); Pontevedra (-51.107) y Tui (-240.271), que se sumaron al chorreo de pérdidas del organismo.

En A Coruña, el parador de Ferrol arrojó un pasivo de 141.025 euros. No obstante, el Hostal dos Reis Católicos, en Santiago de Compostela, acabó 2013 con unos beneficios de 1,3 millones de euros. La importancia de este establecimiento dentro de la red nacional de paradores se explica con un dato. Fue el segundo en volumen de ganancias, sólo superado por el de Granada, cuyos beneficios superaron los dos millones.

La intención inicial de Paradores cuando a finales de 2012 planteó el ERE pasaba por cerrar en Galicia los centros de Ferrol y Verín y mantener parados durante varias temporadas al año los de Vilalva, Monforte, Santo Estevo y Tui.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad