Siete de los ocho casinos de Collazo pierden dinero

stop

Comar destinó algo más de 6 millones a compensar pérdidas de su centro en Aranjuez, que a finales de 2013 inauguró una nueva sucursal en Gran Vía

El nuevo casino de Comar en Gran Vía | Comar

28 de septiembre de 2014 (03:01 CET)

La rentabilidad en las áreas de negocio tradicional del sector del juego, como bingos o casinos, ha ido en picado desde que la crisis económica se notó con fuerza en los hogares. El gasto anual por familia en juegos de azar descendió ininterrumpidamente desde 2009, registrándose una caída del 18% entre 2011 y 2013, según los datos del INE. La memoria anual de la Dirección General de Ordenación del Juego registra en este último ejercicio que las cantidades jugadas en casinos españoles descendieron un 3,51%, la venta de cartones de bingo un 5,9% y el gasto en máquinas B se mantuvo más o menos estable, aunque venía de un descenso en 2012 del 5,7%.

En este contexto de decrecimiento y mientras otros negocios como las apuestas deportivas no alzan el vuelo, la vieja guardia sigue sufriendo reveses. Los casinos del imperio gallego del juego Comar también. Tras varios años a la baja, en 2013 siete de los ocho casinos de la compañía de José Collazo Mato perdieron dinero. Las cifras se mantienen en una depresión similar a la del pasado curso, cuando la empresa reforzó su apuesta con la apertura de una sucursal del Casino de Aranjuez en Madrid y se preparó para la implantación de sus máquinas de apuestas deportivas en Galicia, tarea en la que tiene como compañero de viaje a la atribulada Codere.

De A Coruña a Madrid

Las nuevas apuestas parecen prometedoras, pero el negocio tradicional necesita pasar por el taller. El balance de resultados de Comar Inversiones y Dirección de Empresas, el holding que aglutina los casinos españoles y buena parte de los bingos, marca unas pérdidas de 7,1 millones, frente a los 4,8 millones de 2012. Mucha culpa la tienen los grandes centros de juego de Comar, casi todos en números rojos. Incluso el emblemático Casino del Atlántico de A Coruña presentó un resultado negativo de 95.840 euros.

Las mayores pérdidas se registraron, como viene sucediendo en los últimos tres años, en el casino de Aranjuez. Casinos Comar Madrid cerró el año con 5,2 millones de pérdidas. La compañía ya realizó una aportación el pasado año de 6 millones para compensar las pérdidas registradas por esta sociedad, que ahora vive su primer curso con la sucursal de Gran Vía a pleno rendimiento. Dicen fuentes del sector que esta apuesta sí que le está saliendo bien a Collazo Mato y que el casino del centro de Madrid marcha viento en popa.

Muchos números rojos

No sucede lo mismo con otros centros más longevos. El Ribera del Tormes de Salamanca elevó sus pérdidas hasta los 596.000 euros, los números rojos del Casino de León ascendieron a 306.830 euros; el Gran Casino de Melilla perdió 85.358 euros; el Casino de Zaragoza 410.463 y el Casino Bahía de Cadiz 341.175 euros.

Casi todos se mueven en cifras similares a las de 2012. También ese año, al igual que en 2013, fue la sociedad Casino Puente de Piles, domiciliada en Asturias, la única que obtuvo un resultado positivo. En el caso del último ejercicio, de 129.30 euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad