Siete bancos financiarán con 115 millones la autovía de A Costa da Morte

stop

Copasa asegura que la construcción del polémico vial queda garantizada con el apoyo financiero comprometido

Obras en la Autovía da Costa da Morte al lado de una imagen de la conselleira Ethel Vázquez

A Coruña, 19 de diciembre de 2014 (22:57 CET)

Las obras de la autovía de A Costa da Morte están rodeadas de polémica. Ya lo estaban desde hace tiempo por la paralización del proyecto y, en este momento, todavía más, después de que la Xunta aprobase una modificación del contrato de construcción del vial que rebaja a la mitad, de 42 a 27 los kilómetros que debe construir la sociedad concesionaria.

No obstante, y ante las críticas que levanta el proyecto, Aucom, sociedad adjudicataria liderada por Copasa e integrada por otras tres constructoras gallegas, ha tratado de salir al paso dejando claro que la financiación de la obra está blindada de una vez por todas. Este viernes, aseguraba que cuenta con el apoyo de siete bancos para llevar a cabo el proyecto.

De Abanca al Sabadell

En concreto, estas entidades financieras --Abanca, Bankinter, Banco Popular, BBVA, Caixabank, Sabadell y Santander-- aprobaron inicialmente, según ha precisado Aucom en un comunicado, "compromisos de crédito" que "incluso superaban" las "necesidades reales de financiación", cifradas en los "115 millones de euros" finalmente suscritos.

Aucom ha precisado que el "importe máximo" comprometido inicialmente por los siete bancos participantes en la operación alcanzó los "165 millones".

Un 25% de fondos propios

"Superaba en 50 millones el tramo del 75% de inversión a cubrir con financiación ajena, por lo que se hizo necesario dimensionar y concretar la aportación definitiva a realizar por parte de cada entidad", ha subrayado Aucom.

La adjudicataria de la autovía ha insistido en que con el apoyo bancario la ejecución de la infraestructura queda garantizada. "Entrará en servicio en el segundo semestre de 2016 y dará un gran impulso a las comunicaciones en las comarcas de Bergantiños y Terra de Soneira", promete.

De este modo, la sociedad concesionaria cubrirá económicamente el proyecto, según ha aseverado, con "un 25% de fondos propios" y con "un 75% de financiación externa procedente del sector bancario". La concesión de la explotación del vial es por 22 años.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad