Sierra Nevada desafía la falta de nieve

stop

Sólo las pistas andaluzas han abierto las pistas en el puente de la Constitución en un temporada en la que se han moderado los precios de los 'forfaits'

Pistas de esquí de Andorra

06 de diciembre de 2011 (12:12 CET)

La falta de nieve ha provocado que sólo las pistas de esquí de Sierra Nevada han abierto las puertas en el puente de la Constitución, pistoletazo de salida habitual de la temporada de nieve. Este año, tal y como ha informado la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña (Atudem), se iniciará tarde y con una moderación en los precios de los alojamientos y de los forfaits. Un fin de semana rondará los 90 euros por persona.

Las reservas de viajes en destinos de nieve han incrementado el 155% en dos años, según datos de la web Rumbo. La crisis se deja notar en las estancias, ya que se han reducido a cuatro o cinco días de media. Andorra es de nuevo el destino preferido de los españoles para esquiar, con Grandvalira y Vallnord en cabeza. También triunfan el resto de estaciones del Pirineu catalán, seguidas del aragonés y Sierra Nevada.

Para mejorar el servicio, las estaciones de esquí españolas han invertido casi 25 millones de euros en remontes, nuevos sistemas de innovación, ampliar pistas y áreas esquiables. Por zonas, en el Pirineu catalán se han destino diez de los 25 millones de euros, mientras que otros diez millones se han repartido entre el Pirineo aragonés y el sistema Penibético. Los otros cinco millones se han repartido en las estaciones de esquí restantes. A pesar de retrasar el inicio, la Atudem espera superar los 5,5 millones de esquiadores.

Novedades en las pistas

En total, las 27 estaciones de esquí alpino integradas en Atudem habilitarán esta temporada 996 pistas y 1.026 kilómetros de superficie esquiable. Asimismo, las 5 estaciones de esquí nórdico ofrecerán cerca de 117 kilómetros de trazado a través de 31 pistas.

El Pirineo de Lleida ha puesto a punto sus 11 estaciones. Baqueira Beret ha invertido cerca de seis millones en la construcción de un lago artificial en Orri, la instalación de 59 nuevos cañones y ha reformado las áreas de restauración.

Las cinco estaciones de Aragón (Cerler, Formigal, Panticosa, Valdelinares, Javalambre) aspiran a mantener los más de un millón y medio de visitantes que alcanzaron la pasada temporada, casi un 30% del mercado nacional. Para lograr el objetivo, el Grupo Aramón ha realizado numerosas mejoras en sus instalaciones, ampliando el terreno esquiable, y apostando especialmente por el snowboard. Además, continúan con las ofertas e impulsando su presencia en la red.

Sierra Nevada afronta la nueva temporada con la apertura del que va a ser el half pipe permanente más grande de España, con vistas a la Universiada y al Mundial de 2017. Además, la estación invernal granadina ha acometido mejoras en su asfaltado, en restauración, señalización y venta electrónica por valor de 2,6 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad