Ana Pontón, Goretti Sanmartín y Juan Carlos López Corbacho, presidente del comité de empresa de Alcoa en A Coruña / E.P.
stop

Los trabajadores de A Coruña se muestran “indignados” con la propuesta de Alcoa y con la actitud de las administraciones

Economía Digital Galicia

Ana Pontón, Goretti Sanmartín y Juan Carlos López Corbacho, presidente del comité de empresa de Alcoa en A Coruña / E.P.

en A Coruña, 11 de enero de 2019 (14:21 CET)

"Cansados” e “indignados”. Ese es el estado de ánimo de los trabajadores de Alcoa, que, como avanzaron este jueves, rechazan de plano la propuesta de la empresa para salvar 250 empleos de las plantas de A Coruña y Avilés manteniendo una actividad reducida en las instalaciones y mediante un plan de prejubilaciones que afectaría también a la factoría de San Cibrao en Lugo.

El presidente del comité de empresa de A Coruña, Juan Carlos López Corbacho, asegura que los trabajadores están cansados de que los apoyos políticos “no se traduzcan en soluciones” y reprochan a las administraciones, tanto al Gobierno central como a la Xunta y al Principado, la “mínima interlocución” que están teniendo con la plantilla. “Nos acaban de echar contra los leones”, dijo López Corbacho tras criticar que no les comunicasen las intenciones de la multinacional.

"Alcoa no es el mejor comercial"

En rueda de prensa, tras una reunión con la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, y la vicepresidenta de la Diputación de A Coruña, la nacionalista Goretti Sanmartín, el presidente del comité de empresa afirmó que “sería un ridículo mundial como país que Alcoa se saliera con la suya”. Por ello, pidió al Ejecutivo central que se pronuncie sobre la propuesta de los trabajadores.

Esta pasaría por que el Gobierno asumiera la gestión de las fábricas para buscar con tranquilidad un inversor, tarea en la que se implicaría también la plantilla, la Xunta y el Ejecutivo asturiano. "Alcoa no es el mejor comercial", recalcó López Corbacho, acusándola de presentar a los trabajadores un "cierre automático", pese a los plazos dados hasta que los despidos se hagan definitivos.

A la empresa y también a las administraciones, les advirtió que los trabajadores --que han convocado movilización este sábado en Avilés y el domingo en A Coruña-- van a "echar el resto". "Vamos a luchar", aseveró, arropado por otros compañeros que, al grito de 'Alcoa non se pecha', expresaron su rechazo a la propuesta de la multinacional.

Hemeroteca

Alcoa BNG Ana Pontón
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad