Senén Touza pilotará los concursos de las filiales de Pescanova

stop

La banca aparca la búsqueda de un socio industrial y apuesta por un primer ejecutivo con conocimientos del sector, como el administrador de Deloitte

Planta de Pescanova en Chapela (Pontevedra) / EFE

06 de junio de 2014 (23:25 CET)

Senén Touza desempeñó un papel fundamental como administrador de Pescanova designado por Deloitte durante el concurso de acreedores del que logró salir hace dos semanas. Por eso, las entidades que ahora han tomado las riendas de la multinacional le han echado el ojo y apuestan por él como futuro consejero delegado de la Nueva Pescanova, la sociedad en la que se segregarán todos los activos de la multinacional y que recibirá la inyección por parte de las financieras de 150 millones de euros. De momento, será el hombre encargado de pilotar todos los procesos concursales que se puedan llevar a cabo tanto en filiales nacionales como extranjeras para sanear el grupo.

Así lo indican fuentes conocedoras de las negociaciones que aseguran que, si bien la intención de la banca es que Touza sea el consejero delegado de la Nueva Pescanova por su conocimiento de la compañía y del sector en general, nada se dará por sentado hasta que la nueva sociedad no se constituya, lo que se prevé ocurra a final de año.

Donde no hay dudas es en la figura del presidente de la nueva entidad. Será Jacobo González-Robatto, hombre procedente del Popular y cuyo padre ya fue consejero de la pesquera en el pasado.

Ofertas de grupos gallegos, españoles y portugueses

También se da por hecho que, de momento, la búsqueda de un socio industrial del sector ha sido aparcada. “Con un equipo gestor bien definido, y aportando la banca los 150 millones necesarios para la refinanciación, no hay necesidad, por lo menos por el momento, de buscar la alianza con un socio industrial”, concluyen. No obstante, esas mismas fuentes aseguran que existieron contactos “y muchos” con compañías interesadas en asociarse con la multinacional con sede en Chapela.

“Ha habido ofrecimientos como socios industriales de grupos del sector gallegos, españoles y portugueses”, explican. “Sin embargo, la banca cree que buscando a un primer ejecutivo que domine el sector no es necesario que una nueva empresa, y por tanto un nuevo consejero, entre en el accionariado”, comentan. Ese hombre con conocimientos exactos del sector no es otro que Senén Touza pero, “si no puede ser él, buscarán a otro”.

Este viernes, la dirección provisional de Pescanova, a la espera de que se nombre un nuevo presidente del consejo de administración tras la marcha de Juan Manuel Urgoiti, ha mantenido un encuentro con representantes de los trabajadores, a los que han trasladado su “optimismo” sobre la viabilidad de la futura empresa.

Reunión con los sindicatos


En el encuentro, que ha tenido lugar en las instalaciones de Chapela, estaba presente el propio Touza, que presentó a los sindicatos a González-Robatto, quien junto con Alejandro Legarda y él mismo, conforma el comité de seguimiento del convenio de Pescanova.

En el encuentro, de carácter “protocolario” no se abordaron cuestiones relacionadas con una posible regulación o reestructuración de la plantilla, un tema que es calificado de “prematuro” y que, en cualquier caso, no se tocará hasta que pase la junta de accionistas que se celebrará el próximo 30 de junio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad