Selmark se parte en dos para garantizar la sucesión

stop

Cumbre Textil, la patrimonial de la familia Pérez Rodríguez, realiza una escisión parcial en beneficio de dos sociedades controladas por los hijos del fundador de la firma de lencería

Rafael Pérez, director de Selmark, junto a la modelo Mar Saura en un desfile de la firma

en A Coruña , 23 de febrero de 2016 (22:35 CET)

La firma de lencería Selmark, con sede en Vigo, es una empresa familiar fundada hace más de 40 años por el empresario Amador Pérez. En la actualidad se encuentra inmersa en un proceso sucesorio. Es uno de sus hijos, Rafael Pérez González, quien asume desde hace años la dirección del negocio, pero en las últimas semanas se han producido nuevos movimientos societarios encaminados a consolidar el proceso y garantizar el futuro de la marca.

Selmark está controlada por Cumbre Textil, la patrimonial de la familia Pérez Rodríguez, en la que también figuran su mujer y sus otros dos hijos. Esta sociedad, según publica el Boletín Oficial del Registro Mercantil en su edición de este martes, ha realizado una escisión parcial en beneficio de Brecunfri y Cumbrefin, dos sociedades de nueva creación, y una reducción de capital por 5,5 millones de euros.

Reparto de funciones

Rafael, que además de director figura como administrador único de Selmark, también lo es de la primera de estas dos sociedades, dedicada "a la prestación de servicios técnicos y de asesoramiento al negocio de confección y venta de ropa y otras actividades de las sociedades holding". Su hermano Jorge ocupa ese mismo puesto en Cumbrefin, cuyo objeto social es "la financiación a otras entidades y otras actividades de las sociedades holding".

Pero los cambios no quedan ahí. También afectan a otra firma: S K Selnova Textil, la empresa en la que desarrollaba su actividad Jorge, también vinculada al sector textil, pero no tan especializada como Selmark. Ahora Selmark se convierte en socia única de la entidad, mientras que Rafael asume el cargo de administrador en sustitución de su hermano.

La participación se mantiene

Como aclaran desde la empresa, todos estas modificaciones no responden a un proceso de reestructuración. "No hay variación en la participación de los distintos accionistas, sino que se suman nuevas unidades para dejar preparada la sucesión", indica José Pose, director financiero de Selmark.

"El fundador desea garantizar la pervivencia de la empresa por encima del tema familiar y quiere que cada uno de sus hijos, en función de su grado de preparación, desarrolle su actividad en la compañía", apunta Pose. Así, Rafael se centrará en la gestión empresarial, mientras que Jorge y Fernando asumirán funciones ajenas al negocio tradicional, vinculado a la actividad textil.

Crecimiento

Mientras todo esto sucede, Selmark sigue volcada en reducir su dependencia del mercado doméstico y abrir negocio en el exterior. Como señala Pose, el objetivo es que el 50% de la cifra de negocio provenga del exterior. De momento sólo el 35% corresponde a las ventas en el extranjero, pero confían en poder seguir creciendo en los próximos cuatro años hasta alcanzar esa cifra.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad