Sareb perdió 73 millones con sus 'negocios paralelos' en 2014

stop

LA OPACIDAD DE LOS FAB

Jaime Echegoyen y Belén Romana

desde Madrid, 19 de marzo de 2015 (02:00 CET)

Sareb, el banco malo presidido por Jaime Echegoyen, todavía no ha presentado las cuentas correspondientes al ejercicio 2014, pendiente de que el Banco de España realice las oportunas indicaciones acerca de qué nivel de provisiones tiene que contabilizar ante las minusvalías de sus activos.

Para ir abriendo boca, sí lo han hecho los Fondos de Activos Bancarios (FAB). El vehículo financiero que el Gobierno otorgó en exclusiva a la Sareb para sacar de su balance lotes de activos, supuestamente de calidad, con la intención de que, en un futuro, su gestión y posterior venta reporte plusvalías. Hasta ahora, mediante esta vía, el banco malo se ha desprendido –aunque sea de manera ficticia– de activos valorados en 426 millones de euros.

Negativa aportación del FAB Teide

Pero, de momento, la cosa no funciona. Cuatro de los cinco FAB constituidos (Bull, Teide, May y Crossover I) cerraron 2014 con pérdidas y solo uno, el FAB Corona, lo hizo con una ganancia de 1,1 millones de euros. En conjunto, más de 73 millones de euros en 'rojo', sobre todo por la negativa aportación del FAB Teide, en el que Sareb comparte negocio con el fondo Fortress-Lar.

La venta de 525 inmuebles por el fondo durante el pasado ejercicio, por 41,6 millones, resultó insuficiente para cubrir los 62 millones de gastos financieros y los 51,6 millones abonados en intereses. Además, tuvo que efectuar una provisión de 2,11 millones para cubrir el deterioro de los activos.

Ventas medias por 70.000 euros

En el caso del fondo Bull, en el que el banco malo está asociado con el fondo HIG Capital, las pérdidas se elevaron a casi 11,6 millones. Ingresó cerca de 45 millones por la venta de 718 inmuebles, pero además de las comisiones a la gestora y pagos relacionados con la actividad inmobiliaria, tuvo que afrontar costes financieros por 27,5 millones y algo más de 9 millones de intereses.

Los 1.243 inmuebles (en su mayoría viviendas) vendidos por los fondos Bull y Teide en 2014 lo fueron por un importe medio de 70.000 euros.

Ejercicio completo

El pasado ejercicio fue el primero en que tres de estos FAB (Bull, Teide y Corona) lo hicieron de manera completa, al constituirse en diciembre de 2013. Los otros dos, May y Crossover, lo hicieron de manera parcial, al echar a andar en julio y diciembre de 2014, respectivamente.

Para la creación de los tres primeros FAB, la Sareb transfirió 4.128 inmuebles y cuatro edificios de oficinas por 326 millones de euros. Los 1.687 activos del fondo Bull (939 viviendas y anexos), valorados en 100 millones, otros 2.441 activos (1.109 viviendas con sus anexos) del fondo Teide, por un valor de 146 millones, y el FAB Corona, compuesto por cuatro edificios de oficinas en Madrid y un valor de 80 millones de euros.

Sareb autofinancia

Como parte de la financiación, los fondos habían emitido bonos por un importe de 184 millones de euros. Emisiones que, hasta ahora, no cotizan en ningún mercado secundario oficial.

El resto de la financiación, para que los fondos adquirieran los activos, la puso la propia Sareb, con tres préstamos por un importe de 113 millones de euros. El banco malo también concedió casi 30 millones de líneas de crédito revolving a los FAB para hacer frente a gastos diversos relacionados con su constitución y operativa.

En el caso de los FAB May y Crossover, a los que Sareb ha transferido 25 parcelas por algo más de 100 millones, el banco malo se ha aliado con sendos inversores que, en ambos casos, participan de manera mayoritaria. En May, la Sareb solo posee el 5% y llega al 20% en Crossover I.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad