Santiago-Alto de Santo Domingo, la autopista de peaje que ganó pasajeros en 2013

stop

La AP-53 es de las pocos viales de titularidad estatal que no registró un descenso de usuarios, a pesar del incremento de sus tarifas

30 de diciembre de 2014 (00:42 CET)

La red de autopistas de peaje del Estado concluirá 2013 con una media de 16.000 usuarios diarios, un 3,6% menos que en el ejercicio anterior. El volumen de tráfico de estas vías se ha retrotraído a niveles de los años noventa, debido no sólo al descenso de la movilidad por la crisis, sino a los paulatinos incrementos de los precios.

Apenas hay en España autopistas de peaje que no registren un descenso de usuarios. Sin embargo, según los datos del Ministerio de Fomento, hay cuatro que se salvan, entre ellas una gallega. Se trata de dos tramos de la AP-7 (Montmeló-La Junquera y Alicante-Cartagena), la AP-51 Ávila-Villacastín y la AP-53 Santiago-Alto de Santo Domingo.

Concesionaria


La AP-53 une Santiago y Ourense. Su concesionaria, Autopista Central Gallega (Acega) está participada en un 61,4% por Glovalvía, del grupo FCC, y en un 18,3% por Itínere, que a su vez controla el 100% de Autopistas del Atlántico (Audasa) y Autoestradas de Galicia.

Al contrario que las mayoría de las autopistas de peaje, incluida la AP-9, que vertebra Galicia de norte a sur, la AP-53 ha considerado esquivar el descenso de usuarios este 2013. Y eso a pesar de que las tarifas de su peaje aumentaron un 70% en una década.

2013, un buen año para Acega

Los datos del Ministerio de Fomento, indican que entre enero y septiembre de este año, el tráfico de la AP-53 no ha parado de crecer, con incrementos que van desde el 1,5% hasta el 17,4%, situándose el número de usuarios diarios en cerca de 6.900.

No obstante, este fenómeno no se repitió en años pasados. En 2012 el tráfico de la vía cayó un 14,3% y en 2011 lo hizo un 6,1%.

Traspaso descartado

Fomento no plantea el traspaso a la Xunta de la AP-53 ni tampoco una rebaja a corto plazo del peaje, como se desprende de una respuesta dada a la senadora socialista de Silleda Paula Fernández. Tampoco parece estar en la mente del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que el pasado viernes sí planteó la transferencia de la AP-9 a la comunidad.

Está previsto que el próximo 1 de enero, la tarifa por circular por esta autopista entre la capital gallega y Lalín se eleve en diez céntimos, hasta los 5,90 euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad