Sandra Ortega firma la paz con Hacienda

stop

Rosp Corunna acepta las actas de inspección levantadas por la Agencia Tributaria sobre las liquidaciones del Impuesto de Sociedades de tres años, pero se mantienen abiertas las comprobaciones de IVA

Sandra Ortega | EFE

en A Coruña, 03 de octubre de 2016 (22:44 CET)

La mujer más rica de España ha puesto en orden sus cuentas pendientes con Hacienda. Rosp Corunna, la sociedad holding de Sandra Ortega, ha firmado en conformidad este mismo año las actas de comprobación e inspección levantadas por la Agencia Tributaria en 2015. Lo hizo el pasado 18 de marzo, cuando concluyó el proceso iniciado por los chicos de Cristóbal Montoro, que habían detectado irregularidades en el pago del Impuesto de Sociedades de Rosp Corunna durante al menos tres años. 

El equipo de Sandra Ortega da por válido el resultado del proceso de inspección de la Agencia Tributaria, firmando en conformidad las actas y eludiendo así cualquier vía administrativa de reclamación o recurso. Así lo asegura en su memoria de 2015 Rosp Corunna, que señala que las actas de Hacienda afectan al Impuesto de Sociedades correspondiente a los ejercicios de 2010, 2011 y 2012. Los inspectores también levantaron actas sobre el IVA para los años 2011 y 2012, investigaciones que a fecha de cierre del ejercicio todavía se encontraban pendientes de concluir. 

Ajustes en la rebajas fiscales

La generación de bases imponibles negativas, para rebajar su factura fiscal, se encuentra en el meollo de la investigación realizada por Hacienda sobre las cuentas de Rosp Corunna. El grupo se ha visto obligado a reajustar las bases imponibles pendientes de compensar en el Impuesto de Sociedades de esos años, que hizo efectivas tras la conclusión de las actuaciones de comprobación por parte de Hacienda. Y no es un asunto menor para un grupo como Rosp Corunna, con un patrimonio de 5.800 millones de euros. 

Una vez reformuladas tras las inspecciones de Hacienda, Rosp Corunna declara unas bases imponibles negativas, es decir, ahorros fiscales como si fueran desgravaciones, por importe de 375 millones de euros para 2015. En el caso del ejercicio precedente, esas bases imponibles pendientes de compensar ascendieron, una vez revisadas, a 346,9 millones de euros. 

Diferencias millonarias

Antes de la inspección de Hacienda, la rebaja fiscal que presentaba Rosp Corunna era, solo para el 2014, de 387,6 millones. Es decir, solo para un año, el fisco rebajó las desgravaciones que se apuntaba Sandra Ortega en 40 millones de euros. 

En abril de 2015, la Agencia Tributaria inició actuaciones de comprobación e inspección relativas al Impuesto sobre Sociedades y al Impuesto sobre el Valor Añadido correspondientes a los ejercicios 2012 y 2013, ambos inclusive, para una filial de Rosp Corunna. Se trata de Denodo Technologies, que 31 de diciembre de 2015 tenía abiertos a inspección fiscal los ejercicios 2011, 2014 y 2015 para el Impuesto sobre Sociedades, los ejercicios 2014 y 2015 para el Impuesto sobre el Valor Añadido.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad