Sandra Ortega echa el freno a la aventura audiovisual de Rosalía Mera

stop

Rosp Corunna sale del consejo de Milou Films tres años después de que Continental cayera en concurso de acreedores

Rosalía Mera y Sandra Ortega

en A Coruña, 08 de marzo de 2016 (04:41 CET)

Entre el amplio abanico de inversiones que heredó Sandra Ortega de Rosalía Mera estaban dos productoras audiovisuales, la histórica Continental, que entró en concurso de acreedores a finales de 2012, y Milou Films, promovida por la propia Mera, que inyectó hace más de una década seis millones de euros en el proyecto a través de su brazo inversor, Rosp Corunna Participaciones Empresariales.

La misma sociedad que, ya bajo la tutela de Sandra Ortega, acaba de abandonar el consejo de administración de la productora, que pasa a estar controlada por dos administradores, Gerardo Herrero y Javier López Blanco, los fundadores de Tornasol Films.

5,9 millones en la productora

Milou y Tornasol pusieron en el mercado cintas como Todo es silencio, dirigida por José Luis Cuerda y basada en el libro de Manuel Rivas. Pero es Tornasol el buque insignia de la familia, trabajando en producciones como El viento que agita la cebada, Palma de Oro en Cannes bajo la dirección de Ken Loach; también en Balada triste de trompeta, la aterradora película de Álex de la Iglesia; o en El secreto de sus ojos, dirigida por Juan José Campanella, que mereció el Óscar a la mejor película de habla no inglesa.

Rosp Corunna Participaciones Empresariales mantenía a cierre del ejercicio 2014 más de 5,9 millones de euros en la productora. La empresa, a preguntas de este medio, no aclaró si la salida del consejo implicará también la salida del capital de la empresa, tal y como sucedió con Abanca y Filmanova

Rosalía Mera y el audiovisual

El paso atrás en Milou llega después de la caída en concurso de Continental, emblema de la apuesta de Rosalía Mera por el audiovisual en Galicia. Pancho Casal, director general de Grupo Continental e histórico productor de largometrajes como Sempre Xonxa, Los lunes al sol o De Profundis, describía aquella apuesta en el libro Rosalía Mera, el hilo suelto, de Xabier R. Blanco:

"Yo creo que Rosalía vio que había un caldo de cultivo, pensó que aquí había espacios naturales, creativos, técnicos, actores, y que era necesario apostar por un sector que no depende de transportes o de si estás aquí o allá. Apoyó a mucha gente porque quería que el sector fuese un motor de crecimiento económico y de empleo de Galicia. A mí incluso me propuso hacer una apuesta más fuerte en la empresa y le dije que ya había sido suficiente".

Rosp Corunna controló el 16,3% de Continental. A cierre del ejercicio 2014, el brazo inversor de Sandra Ortega tenía atrapados en la productora 589.000 euros.

Las cajas también empujaron

Continental había estado respaldada por Xesgalicia y por Caixa Galicia, en una etapa de efervescencia del audiovisual, con Caixanova apostando por la productora de Antón Reixa, Filmanova.

La heredera de aquella participación, Abanca, pondrá fin a la aventura de la caja del sur con Reixa y saldrá de la empresa, que se encuentra en plena etapa de expansión.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad