Sandra Ortega acomete la primera gran operación en el grupo que heredó de Rosalía Mera

stop

Culmina dos reducciones de capital en Rosp Corunna y Rosp Corunna Participaciones Empresariales por un valor conjunto de 169 millones

Rosalía Mera y Sandra Ortega

A Coruña, 23 de enero de 2015 (00:21 CET)

Sandra Ortega comienza a mover con soltura las piezas de Rosp Corunna, el enorme grupo inversor que heredó de su madre y que acaba de acometer una de sus mayores operaciones societarias desde que la hija de Rosalía Mera y Amancio Ortega está al frente de la compañía. Rosp Corunna ha puesto en marcha una reducción de capital por importe de 84 millones de euros, que se suma a una segunda reducción, esta vez en Rosp Corunna Participaciones Empresariales, por un total de 85 millones de euros. Ambas operaciones alcanzan un valor conjunto de 169 millones a reducir en los fondos propios de la sociedad cabecera del grupo, Rosp Corunna SL, y en Participaciones Empresariales, el brazo del que cuelgan los paquetes accionariales de sociedades cotizadas como Inditex o Zeltia.

El mecanismo de la reducción de capital se utiliza con frecuencia para enjugar pérdidas en el balance final de ejercicio, aunque este no parece ser el mal que aqueja la mujer más rica de España. Rosp Corunna Participaciones Empresariales cerró 2013, el último balance depositado en el Registro Mercantil, con beneficios de 58,4 millones; mientras que Rosp Corunna SL sí que entró en pérdidas, pero por valor de 10,4 millones de euros, prácticamente los mismos números rojos que registró Ferrado Inmuebles, la sociedad del holding que aglutina las inversiones inmobiliarias del grupo. La compañía, preguntada por este medio, declinó aclarar el motivo de la doble reducción de capital.

El ritmo de Inditex

De esta manera, el capital de Rosp Corunna queda fijado en 819,2 millones de euros, mientras que el de Rosp Corunna Participaciones Empresariales se reduce hasta los 1.342, 6 millones, cifras elevadas, propias de un grupo que gestiona más de 4.500 millones en activos. La operación llega un año después de que Sandra Ortega decidiese auditar por primera vez el grupo que heredó de su madre, poniendo al frente de la misión a Deloitte. La consultora se preocupó por dejar claro que las cuentas de 2012 no habían sido auditadas en el informe sobre el balance de ejercicio. Tampoco las de 2011.

La salud del grupo se benefició en esos años de la buena marcha de algunas de las inversiones estrella de la compañía, lo que le permitieron elevar de manera notable su patrimonio. Los dividendos percibidos por los títulos de Inditex reportaron a Participaciones Empresariales unos ingresos de 69,2 millones, y sumaron al patrimonio de la empresa 450,3 millones en 2013. La farmacéutica de José María Fernández de Sousa, Zeltia, también puso su granito de arena al aportar algo más de 12 millones al patrimonio neto, que se situó por encima de los 3.165 millones. En 2014, Zeltia siguió revalorizando sus títulos, pero Inditex presentó un comportamiento más plano en bolsa.

Nuevos aires

Al mismo tiempo que su grupo empresarial aumentaba su patrimonio al ritmo de las acciones de Inditex, lo que permitía a la compañía ampliar sus inversiones, Sandra Ortega tomaba decisiones sobre dónde meter su dinero. Si la doble reducción de capital es el primer movimiento de calado en el corazón del grupo, antes que eso la hija de Rosalía Mera ya había decidido aparcar el ladrillo, frenando las inversiones a lo largo de 2014 en activos inmobiliarios tanto desde Rosp Corunna como desde su holding especializado en la materia, Ferrado Inmuebles.

La mujer más rica de España, con una fortuna estimada, según Forbes, en 5.250 millones de euros, va haciéndose con el timón del barco, manteniendo como lugarteniente al que fuera hombre de confianza de su madre, José Franciso Leyte Verdejo, el representante de Sandra Ortega en Zeltia. También es secretario del consejo en Breixo Inversiones y en la sicav Soandres de Activos, que a cierre del tercer trimestre contaba con un patrimonio de 397,3 millones de euros, una de las mayores de España.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad