La refinería de Repsol en A Coruña

Sánchez coloca A Coruña como el polo del hidrógeno verde de Galicia

El Ministerio de Transición Ecológica señala "el polo petroquímico de A Coruña" como clave en el desarrollo de proyectos de hidrógeno renovable

¿Puede ser el hidrógeno verde un nuevo foco de generación industrial en la provincia de A Coruña? Así lo ve el Gobierno de Pedro Sánchez, a través del Ministerio de Transición Ecológica. El departamento de Teresa Ribera tiene en fase de consulta pública desde el pasado mes de julio el documento Hoja de Ruta del Hidrógeno: una apuesta por el hidrógeno renovable, que "tiene por objeto orientar y favorecer el despliegue y desarrollo del hidrógeno renovable en España, debido al importante papel que debe desempeñar en la ruta hacia la neutralidad climática en 2050". Es precisamente en este borrador, abierto hasta el 11 de septiembre a contribuciones públicas, en el que el ministerio evidencia el papel importante que la comarca herculina puede jugar en cuanto al desarrollo de proyectos de esta naturaleza, que pivotan alrededor del sector industrial y el de la movilidad.

El borrador de la denominada Hoja de Ruta del Hidrógeno incluye 57 medidas para, entre otras cuestiones, "preparar el marco regulatorio y favorecer la investigación e innovación" de proyectos de este tipo. El objetivo que se marcha el Gobierno "es tener en 2030 una capacidad instalada de electrolizadores de 4 gw y una serie de hitos en el sector industrial, la movilidad y el sector eléctrico para los cuales será necesario movilizar inversiones estimadas en 8.900 millones de euros" en la próxima década.

Una Mesa del Hidrógeno Industrial en A Coruña

Dentro de las medidas que Transición Ecológica pretende desarrollar, la número 10 evidencia la importancia que el polo industrial de A Coruña puede tener para el desarrollo de proyectos de esta naturaleza. El departamento de Ribera expone la necesidad de "identificar los polos de consumo de hidrógeno en la actualidad, fomentando e incentivando la creación de valles de hidrógeno", es decir, zonas de alta demanda. Así, "se promoverá la constitución de Mesas del Hidrógeno Industrial junto a comunidades autónomas, administraciones locales, consumidores de hidrógeno y promotores de proyectos de producción de hidrógeno renovable, fomentando el desarrollo de proyectos piloto".

Precisamente, a este respecto, el ministerio apunta: "Se ha identificado la conveniencia de crear Mesas del Hidrógeno Industrial en los polos petroquímicos de Huelva, San Roque-Los Barrios, Cartagena, Sagunto, Tarragona, Bilbao, Avilés-Gijón, A Coruña y Puertollano".

De las refinerías de petróleo al sector del hierro

El documento de la Hoja de Ruta del Hidrógeno que, según el Gobierno, está en línea con la Estrategia Europea del Hidrógeno, publicada también el pasado julio, explica que la medida antes referida y que sitúa a A Coruña como un importante polo de cara al desarrollo de proyectos de hidrógeno renovable es necesaria debido a que, en la actualidad, la aplicación del hidrógeno se concentra en sectores industriales como el refino de petróleo (la ciudad cuenta con la refinería de Repsol), la industria del hierro y el acero o la industria química.

"Estos sectores proporcionan una demanda fiable y favorecen un mayor uso del hidrógeno. Por razones económicas, el aumento del mercado del hidrógeno renovable debe ser selectivo y gradual, fomentándose en aquellos sectores donde no existe opción alternativa a la descarbonización", apunta Transición Ecológica que también propone, "diseñar instrumentos financieros de apoyo a la industria española consumidora intensiva de hidrógeno para la adaptación de sus procesos e infraestructuras al suministro continuo de hidrógeno renovable".

Una apuesta de la Xunta

Hay que tener en cuenta que la apuesta del hidrógeno verde también lo es de la Xunta de Galicia. El pasado junio, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, presentó una serie de proyectos tractores de gran envergadura que el Ejecutivo autonómico pretende promover dentro de los planes de recuperación económica e industrial post-Covid. Entre ellos, se encuentra el de la instalación de una planta de producción de hidrógeno verde de 50 megavatios para su uso en la industria, como combustible y en la red gallega de gasoductos, incrementando la capacidad de generación renovable de Galicia.

Este proyecto nace con la vocación de movilizar inversión privada y de alinearse con el pacto verde europeo para captar fondos comunitarios.

También Liberty, el gigante británico que negocia para hacerse con la planta de aluminio de Alcoa en Cervo, basa su proyecto industrial en el hidrógeno renovable, con el cual pretende proveer energéticamente la factoría lucense para, de esta forma, obtener el denominado 'aluminio verde'.

 

Un artículo de C. Díaz Pardo

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad