San José venderá activos este año para pagar su deuda

stop

En este ejercicio afronta el primer pago de un crédito sindicado de más de 2.200 millones de euros

Jacinto Rey, presidente de Grupo San José

13 de junio de 2013 (23:18 CET)

San José, la primera constructora gallega, podría verse obligada a vender activos este año para afrontar los primeros vencimientos de la deuda sindicada que contrajo en 2009.

La compañía de Jacinto Rey acordó un préstamo para refinanciar su pasivo tras la compra de la vallisoletana Parquesol y su posterior salida a Bolsa. Entonces, la constructora pontevedresa pactó con el pool bancario un préstamo que sobrepasaba los 2.000 millones de euros en términos globales.

Calendario de pagos

Según figura en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el calendario establecía un primer pago de 77,5 millones de euros en 2013 y otro de 81,6 en 2014, dejando para 2015 y siguientes la devolución de hasta 1.181 millones.

Pero en una situación de crisis como la actual, ¿cómo de sencillo le será a la constructora devolver sus deudas? En su informe anual de Gobierno corporativo, la empresa asegura que la previsión de tesorería del grupo “permite concluir que San José será capaz de financiar todas sus operaciones”.

“En particular, en lo referente a sus obligaciones de amortización de deuda sindicada en el ejercicio 2013, principalmente derivado de los flujos de tesorería existentes a la fecha y generados en 2013 por sus participadas de la división de la construcción de España y Portugal”, así como por “posible desinversión en activos no estratégicos”.

Las garantías a la banca

La multinacional explica en su auditoría que la financiación sindicada se cerró con un grupo de bancos, cuyo agente actual es el Popular, por valor de 2.210 millones de euros, englobando préstamos y créditos por valor de 1.129 millones.

El plazo de amortización de la deuda se estableció en seis años y la constructora otorgó como garantías “prendas sobre los derechos de crédito y sobre acciones y participaciones de determinadas sociedades de San José”, así como hipotecas sobre activos inmobiliarios. El grupo mantiene pignoradas como garantía participaciones financieras en sus principales sociedades.

Cuentas

Los ingresos de la compañía de Jacinto Rey correspondientes al primer trimestre de 2013 ascienden a 121,9 millones de euros, lo que supone una reducción del 21,2% con respecto al mismo período del ejercicio anterior. A pesar de la bajada de actividad, la compañía indica que los márgenes de rentabilidad han permanecido “relativamente estables”. 

El año pasado, cerró el ejercicio con unas pérdidas de 99 millones de euros, debido en gran parte a ajustes de activos y la caída del mercado nacional.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad