Jacinto Rey, presidente de la constructora San José, durante la salida a bolsa del grupo

San José se vuelca con el ladrillo en España y cuadruplica ingresos

El grupo presidido por Jacinto Rey facturó 115 millones de euros con su negocio dedicado a la construcción de viviendas, casi cuatro veces más que en 2017

Grupo San José saca partido de la recuperación del ladrillo en España. Los ingresos de la compañía presidida por Jacinto Rey crecen a un ritmo del 35% respecto al año pasado gracias a los frutos que deja su renovada apuesta por la construcción de viviendas en España.

Y es que la empresa ha disparado la facturación por la construcción de edificios residenciales hasta los 114,7 millones de euros entre los meses de enero y septiembre. Esta cifra multiplica casi por cuatro a los 30,95 millones de euros que se anotaba por esta misma partida en el año 2017, aún a la espera de que se dé el pistoletazo de salida a la Operación Chamartín, con la que Distrito Castellana Norte (participada al 10% por el Grupo San José) proyecta la construcción de 10.000 viviendas en el centro financiero de Madrid.

Tira del ladrillo también en el extranjero

El grupo capitaneado por Jacinto Rey ha salido de pérdidas (sus beneficios rozaron los 18 millones de euros en los nueve primeros meses del año), atajado su problema de deuda y dado un nuevo golpe de timón para aprovechar la recuperación del mercado inmobiliario en España.

Y es que la construcción de edificios residenciales ya representa el 36,2% del mix de ingresos que San José obtiene por la vía de la construcción, casi el doble que el 19% que suponía hace dos años. Además de cuadruplicar su cifra de negocio por esta vía en España, la compañía también se ha embarcado con nuevos proyectos para la construcción de viviendas en el extranjero. Así ha pasado de generar 51 millones de euros por esta vía en 2017 a los 108,5 millones registrados en los nueve primeros meses del año.

Su cartera de pedidos

La renovada apuesta de San José por la construcción de viviendas en España no solo se refleja en su cuenta de resultados, sino también en una cartera de pedidos que no deja de crecer.

En total, la compañía tiene blindados para los próximos años proyectos por valor de 349 millones de euros en edificación residencial tras sumar nuevos encargos en España. Se trata del Residencial Puerta Barqueta, con el que levantará 30 viviendas de lujo en Sevilla; el Residencial Tabit en El Cañaveral, con 91 viviendas; el Residencial Azara, con sus 210 habitaciones en la Playa de San Juan (Alicante); el Residencial Bagaria en Cornellá de Llobregat, compuesto por 102 viviendas; el Residencial Célere Cuatro Caminos en A Coruña, con 64 viviendas. A ello se suma la rehabilitación de las 36 viviendas de lujo del Residencial Lagasca 38, en el madrileño barrio de Salamanca.

Freno a la obra civil

La construcción de viviendas se ha ganado un hueco cada vez mayor en la cuenta de resultados del Grupo San José a costa, entre otras cosas, de una menor actividad en obra civil. Y es que los ingresos obtenidos por la construcción de infraestructuras para uso público se situaron en los 81,8 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un 13,3% de su mix de ingresos por el negocio constructor.

Sí mantiene su peso en la cifra de negocio del grupo la construcción de lo que denomina "edificaciones no residenciales". Bajo esta categoría, que disparó su facturación hasta los 303,1 millones de euros (un 49,2% del total del segmento de la construcción)  se engloban obras como el ya finalizado Museo del Louvre de Abu Dhabi y, sobre todo, un nicho de negocio que cada vez brilla más en los resultados de San José: la construcción de hoteles.

Además de finalizar el emblemático Pestana Collection Plaza Mayor 4 estrellas de Madrid para la cadena propiedad del futbolista de la Juventus, Cristiano Ronaldo, la compañía está realizando las obras de reforma del Hotel Ritz 5 estrellas de Madrid y a lo largo de este último trimestre se ha adjudicado la construcción del Hotel RIU Palace Santa María 5 estrellas en la Isla de la Sal (un macrocomplejo de 743 habitaciones en Cabo Verde), del Hotel H10 Hoyo de Esparteros 4 estrellas en Málaga (220 plazas) y del Hotel Netto 4 estrellas en Sintra (Portugal).

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad