San José pone en venta sus participaciones en Filmanova, Unirisco y Bodegas Altanza

stop

El grupo presidido por Jacinto Rey también cataloga en sus cuentas como activo disponible para la venta su participación en el diario 'El Economista'

Jacinto Rey, presidente de Grupo San José

01 de agosto de 2013 (23:19 CET)

El plan de desinversiones del primer grupo constructor gallego para cumplir con la banca acreedora comienza a tomar forma. El Grupo San José, que se había comprometido a desinvertir en determinados activos no estratégicos para poder hacer frente a los vencimientos de una deuda de 2.210 millones, ha catalogado en sus últimas cuentas como inversiones "disponibles para la venta" varias de las participaciones que tiene en empresas, entre ellas la productora Filmanova, la sociedad de capital riesgo Unirisco, Bodegas Altanza y Ecoprensa, sociedad editora del diario El Economista.

La catalogación como activos disponibles para la venta de estas participaciones es una muestra indicativa de las intenciones del grupo presidido por Jacinto Rey, que también apunta en sus cuentas el detalle del valor teórico contable de esas participaciones, ”como referencia de su valor recuperable” si finalmente se decide enajenar. En las cuentas presentadas en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) figuran esas cuatro sociedades como disponibles para la venta, a las que el grupo constructor les atribuye un valor teórico contable de 5,2 millones de euros.

Los paquetes

Las participaciones del grupo en esas empresas son minoritarias y, aunque consolide con la matriz, establece los vínculos accionariales con dichas empresas a través de filiales, como puede ser Udramedios (tiene paquetes en Filmanova y Ecoprensa) o Constructora San José (Bodegas Altanza). Concretamente, en Filmanova el grupo declara que controla un paquete del 5%, según las fuentes consultadas, mientras que en las bodegas riojanas la participación se eleva al 7,65%. En Unirisco, la sociedad de capital riesgo impulsada desde la Univerisdade de Santiago, San José participa con un 15,98% en su capital, que comparte con otras grandes empresas gallegas. En la editora de El Economista, la participación declarada actualmente es del 5,72%, después de haber llegado a ser su principal accionista el año pasado, condición que perdió tras las últimas ampliaciones de capital de Ecoprensa.

Hasta ahora, San José está presente en el sector audiovisual a través de Filmanova, productora impulsada por Antón Reixa que ha cosechado grandes éxitos a lo largo de los últimos años. Dedicada a la creación, gestión y producción de contenidos y servicios para cine, televisión, publicidad y multimedia, así como a la financiación de cine, entre sus títulos más emblemáticos cabe destacar algunos como Mar Adentro, Camarón o LT22 Radio La Colifata. Por su parte, Bodegas Altanza, afincada en Fuenmayor (La Rioja), elabora y comercializa un vino de Rioja con Denominación de Origen Calificada.

San José explica que “durante el primer semestre de 2013 el grupo ha registrado un deterioro de las inversiones disponibles para la venta por importe de 331.000 euros”, para añadir que “durante el primer semestre del ejercicio 2013 no se ha puesto de manifiesto necesidad adicional de deterioro sobre los valores teóricos contables de estas participaciones”.

Los porqués

San José anunció esta semana que el pasado día 19 de julio había procedido a la novación del vencimiento de la deuda sindicada, procediendo a la amortización de un importe de 20 millones de euros, y posponiendo el importe restante de la cuota del ejercicio 2013 conjuntamente con la cuota correspondiente al ejercicio 2014, cumpliendo las obligaciones de amortización del principal” este año. De los 77,5 millones comprometidos, abona solamente 20 millones al sindicato de bancos, que está liderado por el Popular.

El grupo de Jacinto Rey se ha comprometido también a vender activos para cumplir con la banca. Así, anunció que “el presupuesto de tesorería actualizado del grupo contempla el cumplimiento de las obligaciones financieras, teniendo en cuenta además de la tesorería disponible y la generada por las operaciones, la procedente de potenciales desinversiones de activos inmobiliarios”, explica la compañía.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad