San José limpiará 743 millones de deuda entregando su inmobiliaria a la banca

stop

El grupo de Jacinto Rey pierde otros 122,6 millones y su cifra de negocio cae un 11,6%

Jacinto Rey, presidente de Grupo San José | EFE

en A Coruña, 27 de febrero de 2015 (23:57 CET)

El grupo gallego San José inicia una nueva etapa. El acuerdo cerrado con el pool de acreedores para refinanciar una deuda que ronda los 1.530 millones de euros le permite encarar 2015 con un pasivo más asumible en plazos y cuantía, que rondará los 600 millones, y centrado en el negocio tradicional, el de la construcción. A cambio, entregará su división inmobiliaria a la banca. Al hacerse con San José Desarrollos Inmobiliarios, que así se llama la sociedad cabecera de la división, las entidades financieras dan por cancelada una deuda de 743 millones. Es decir, capitalizarán esta cuantía para hacerse con la inmobiliaria.

Los acuerdos para reestructurar la deuda, según indicó la compañía a la CNMV, "han sido presentados ante los juzgados de lo Mercantil de Pontevedra para obtener la homologación judicial de los mismos". En conjunto, suponen para la constructora de Jacinto Rey reducir su deuda neta en 1.329 millones de euros de golpe.

La construcción, el 82% del negocio

Si nada extraño sucede, San José afrontará el presente curso sin el lastre adquirido tras la compra de la inmobiliaria Parquesol, pero con un buen puñado de números rojos a la espalda. Cerró 2014 con pérdidas de 122,6 millones, cifra inferior a la del curso anterior, cuando cosechó un resultado negativo de 155,2 millones.

La cifra de negocio cayó un 11,6%, hasta situarse en los 465,1 millones, principalmente, debido a la reducción de la actividad concesional en Chile. El área de construcción representó el 82% de la facturación del grupo mientras que la inmobiliaria siguió contrayéndose hasta disminuir su cifra de negocio un 27%.

Por ámbito geográfico, el mercado internacional representó el 57% de los ingresos. No es una cifra especialmente elevada si se la compara con otras constructoras, por ejemplo, con la ourensana Copasa. Pero en San José tienen claro que el negocio exterior irá incrementando su peso en el balance de la compañía. Esa es la estrategia marcada. El resultado neto de explotación del grupo asciende a 11,4 millones, representando un margen de 2,5% con respecto a la cifra de negocio.

1.918 millones en cartera

Llama la atención que la cartera de pedidos del grupo se ha estrechado considerablemente desde el año pasado. Los trabajos concluidos en 2014 y los todavía no firmados para este perjudican las cifras totales.

San José tiene en cartera obras y concesiones por valor de 1.918 millones, cuando a cierre de 2013 superaban los 3.000 millones. De esta cifra, la construcción representa el 46%, siendo especialmente abultada la cartera de edificaciones no residenciales, que alcanza los 638 millones. El área de concesión y servicios representa el 17% y la de energía el 37% de la cartera. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad