San José, incapaz de rebajar una deuda financiera de 1.900 millones

stop

La constructora de Jacinto Rey cierra el trimestre con unos beneficios de apenas 800.000 euros

Jacinto Rey, presidente de Grupo San José

17 de mayo de 2013 (11:58 CET)

El grupo San José resiste ante la adversidad y ante los vencimientos de deuda de este año, pero sus cuentas muestran las debilidades propias del sector y de una compañía con un elevado sobreendeudamiento. Los ingresos del grupo presidido por Jacinto Rey correspondientes al primer trimestre de 2013 ascienden a 121,9 millones de euros, lo que supone una reducción del 21,2% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. No obstante esta reducción de actividad, la compañía indica que los márgenes de rentabilidad han permanecido relativamente estables. La reducción de actividad del grupo afecta, en general, a todas y cada una de las unidades de negocio.

Según las cuentas presentadas ante la CNMV, el grupo está muy activo en licitaciones internacionales, “siendo las perspectivas positivas en la medida que igualmente se inicia la producción de la cartera contratada, que en breve se materialice como producción realizada, pudiendo compensar la reducción de actividad nacional”.

Resultados y deudas

El resultado bruto de explotación (ebitda) de San José correspondiente al primer trimestre asciende a 21,5 millones de euros, lo que supone un margen del 17,6%, frente al 15,2% del mismo período del ejercicio anterior. Sin embargo, el resultado después de impuestos asciende a 0,8 millones de euros, permaneciendo en línea con respecto al resultado del mismo período del ejercicio 2012, cuando fue de 563.000 euros.

La compañía destaca que la cifra de negocios internacional supuso este año el 40% del total de actividad de construcción, frente al 28% que representaba en el mismo período del ejercicio anterior.

Un repaso al balance de la compañía muestra cómo arrastra una deuda que apenas es capaz de rebajar, a pesar de la operación de refinanciación tras la compra de la inmobiliaria vallisoletana Parquesol antes del estallido de la burbuja. La deuda financiera no corriente de la compañía, la correspondiente al macrocrédito del pool bancario, se sitúa en 1.560 millones de euros, con  un ligero avance del 0,6%. Dentro del pasivo, su deuda bancaria corriente suma otros 352 millones, con una reducción de algo más del 9% sobre el mismo período. Prácticamente el 70% de su pasivo son deudas con bancos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad