San José entrega toda su división inmobiliaria a la banca

stop

Los acreedores canjearán deuda por acciones hasta hacerse con la totalidad del capital de San José Desarrollos Inmobiliarios

Jacinto Rey, presidente de Grupo San José | EFE

A Coruña, 30 de diciembre de 2015 (10:57 CET)

La constructora gallega San José cederá toda su división inmobiliaria a la banca. El grupo que controla y preside Jacinto Rey ultima un acuerdo con los acreedores para refinanciar sus 1.600 millones de euros de deuda, la mayoría procedentes de la financiación para la compra de la inmobiliaria Parquesol. Este acuerdo, según ha confirmado la propia empresa a la CNMV, implicará que los acreedores, la banca, "pasen a ser los titulares de la totalidad del capital de San José Desarrollos Inmobiliarios S.A", la sociedad que aglutina los activos inmobiliarios del grupo.

El acuerdo está a punto de cerrarse. De hecho, la compañía confía en que la firma se produzca este mismo martes. La operación es cómo se esperaba. La banca accederá a canjear "una parte de sus derechos de crédito en acciones de esta sociedad", es decir, capitalizará deuda hasta tomar el control de la inmobiliaria.

Vuelta a los orígenes

La consecuencia inmediata es que San José aliviará sus problemas financieros a costa de perder una parte de su negocio y centrar su actividad en la división más rentable del grupo, la construcción, la de toda la vida. En esta área, el grupo logró esquivar la crisis en una intensa apuesta por el mercado exterior, con contratos como el del Louvre de Abu Dhabi. Otra cosa es la inmobiliaria, que arrastra a la compañía a los números rojos.

Con la refinanciación de su pasivo, el grupo pretende dotarse de una adecuada estructura financiera que permita el desarrollo futuro de sus negocios y, al mismo, tiempo acomodar los vencimientos de deuda a la generación de caja del grupo en el contexto de los mercados en los que opera, asegura San José.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad