San José divide a la banca con una oferta para entrar en su capital

stop

La constructora ofrece canjear deuda por acciones por valor de casi 300 millones, cifra que parece "excesiva" a algunas entidades y "muy corta" para otras

A la izquierda, Jacinto Rey Laredo, vicepresidente e hijo de Jacinto Rey, en la salida a bolsa de la compañía | EFE

10 de septiembre de 2014 (00:36 CET)

Entidades acreedoras y San José, la constructora de Jacinto Rey, continúan con sus negociaciones para refinanciar la ingente deuda que atenaza al grupo gallego. Si bien en un principio, la compañía era reacia a capitalizar deuda, ahora ha hecho una oferta a la banca.

Esta, entre otros polos, pasaría por canjear deuda por valor de cerca de 300 millones de euros.

Distintas opiniones

La propuesta de que los grandes bancos acreedores, con los que se firmó un crédito sindicado por valor de más de 1.300 millones, entren en el capital de la compañía, ha sido acogida de forma desigual.

Todas las entidades son conscientes de que entrar en el capital del grupo inmobiliario es una de las pocas salidas que tienen y ya hace tiempo que pusieron sobre la mesa el canje de deuda por acciones. Sin embargo, es en la cantidad en lo que no se ponen de acuerdo.

Fuentes de la banca acreedora aseguran que “hay bancos a los que les parece que capitalizar 300 millones es demasiado, mientras que otras creen, por el contrario, que San José se queda corta y quieren más”.

Postura común


Lo que sí está claro es que la bancos tienen la intención de poder designar al menos un consejero en el momento en el que entren en el capital de la compañía.

Ante la oferta de San José, la banca busca una postura común que podría llevarla, o bien a acabar aceptando la propuesta de Jacinto Rey, o bien a presentar “su propia oferta”.

“Siempre ha habido mucha disposición para refinanciar la deuda de San José, pero las negociaciones no están cerradas todavía, ni mucho menos”, apuntan las mismas fuentes. Sostiene que “como muy pronto se llegará a acuerdo en diciembre”.

El aval de Jacinto Rey

El mayor aval de San José frente a las financieras es la buena salud de su cartera en el extranjero. El problema radica en su actividad inmobiliaria en España. De hecho, gran parte de la deuda deriva de la compra de Parquesol y de su posterior salida a bolsa.

La compañía finalizó el primer semestre del año con pérdidas de 34 millones de euros, un 23,8% menos que los números rojos registrados un año antes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad