San José cede su negocio inmobiliario a la banca para evitar el colapso

stop

El grupo de Jacinto Rey se dispara el bolsa un 33,7% después de anunciar el inminente acuerdo con la banca para refinanciar su deuda

Jacinto Rey, presidente de Grupo San José | EFE

19 de septiembre de 2014 (21:50 CET)

El de ayer fue un buen día para Jacinto Rey. La compañía se disparó en bolsa un 33,73% y el precio de la acción se situó en 1,11 euros, su máximo desde el pasado julio. Toda una inyección de oxígeno, ya que la empresa vale en el mercado bursátil seis veces menos que hace cuatro años, cuando su capitalización superaba los 337,4 millones de euros.

No obstante, la explosión bursátil tiene una razón de ser. De mañana, el grupo informó ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que está a punto de cerrar con la banca acreedora la reestructuración de su deuda financiera, que ronda los 1.800 millones de euros.

Adiós al control del negocio inmobiliario

“El proceso de negociación de deuda se encuentra cercano a definir y acordar los términos básicos de la reestructuración”, explica la compañía, que no entra a explicar los puntos básicos de este acuerdo, cosa que sí han hecho fuentes bancarias, que dan por hecho que Jacinto Rey perderá el control de su negocio inmobiliario.

El plan de la banca pasar por refinanciar y ampliar los plazos de pago de deuda del negocio constructor de San José, la división que mejor funciona, en base a los grandes contratos internacionales que el grupo tiene entre manos. Sin embargo, el negocio inmobiliario es otro cantar. Las grandes entidades acreedoras también están dispuestas a refinanciar, pero a cambio de hacerse con su control. Por ello capitalizarán deuda por valor de 280 millones de euros, una cantidad que podría ampliarse en un futuro, dependiendo de la evolución.

"La única opción"

“Era la única opción que había”, explican fuentes financieras. “Hay una parte de San José que es competitiva y que se puede refinanciar, porque la compañía puede hacer frente a la deuda, pero hay otra parte, la inmobiliaria, que ya se daba por perdida”, argumentan.

Según publicó Expansión, con la capitalización de esos 280 millones de euros, la banca se hará con el 70% de la división inmobiliaria de San José. Si habrá cambio de directivos en esta rama del negocio o si se comenzará un proceso de desinversiones es algo que, de momento, las entidades atrapadas en la deuda de San José no entran a comentar.

El 'subidón' en bolsa ayuda al trato


Popular, Abanca y Bankia, además del fondo Värde –que compró deuda de otras entidades-- y la Sareb son las principales entidades atrapadas en la ingente deuda del grupo de construcción gallego, cuyos problemas comenzaron precisamente con una operación inmobiliaria. La compra de Parquesol y su salida a bolsa en 2009.

Si bien las negociaciones están ya “muy enfiladas” el acuerdo definitivo con la banca no se ha cerrado todavía. Las mismas fuentes reconocían este viernes que la espectacular subida bursátil podía acelerar la firma del acuerdo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad