Imagen de la protesta de los trabajadores de Barreras esta mañana en Vigo

Salvavidas para las auxiliares en plena revuelta en Barreras

La Xunta activa una línea de crédito de hasta un millón a cinco años para las auxiliares del naval en plenas movilizaciones de los empleados de Barreras

La Xunta se pone las pilas con las auxiliares de Barreras y aprueba una nueva línea de préstamos para apoyar a las empresas del sector naval. Lo hace cuando los trabajadores del astillero vigués vuelven a salir a la calle. Con el foco puesto en la situación del astillero vigués, Núñez Feijóo ha defendido que el reto es apoyar a esta industria, que cuenta con la segunda mayor cartera de pedidos de toda Europa.

Tras la reunión semanal de su Ejecutivo, el presidente gallego ha remarcado que estas ayudas facilitarán la financiación a las empresas de la industria naval que puedan estar sufriendo retrasos en los pagos debido a las dificultades, por ejemplo, de Barreras y a la "deriva" de su conflicto accionarial.

[related.1]

Estas líneas de financiación están incluidas en el programa de préstamos directos que tiene activo el Igape, con un presupuesto conjunto de 36 millones de euros hasta 2021. Además, a lo largo de su intervención, el presidente de la Xunta ha explicado que, gracias a esta línea, se facilitará la concesión de préstamos comprendidos entre los 50.000 euros y un millón, e indicó que el plazo de amortización será de cinco años.

El objetivo de la Xunta es que esta línea de crédito permita mejorar la situación financiera de los proveedores de bienes y servicios de los astilleros. El plazo para presentar las solicitudes se activará "de inmediato" y seguirá abierto hasta finales de 2020.

La plantilla de Barreras vuelve a la calle

Los trabajadores de Barreras, cuya plantilla ronda los 200, han salido este jueves a la calle en demanda de una solución para la compañía tras haberse agotado "el mes de gracia" que el comité le había concedido a la propiedad del astillero tras pedir el preconcurso de acreedores.

Éste ha sido el inicio de una ronda de movilizaciones que tendrá su continuidad la próxima semana con un paro de una hora, el martes, y otro previsiblemente el jueves, con la posibilidad además de una manifestación, aunque esto está pendiente de concretar, explicó a Efe Sergio Gálvez, presidente del comité de empresa.



Gálvez ha detallado que la propiedad del astillero les pidió un margen para negociar "una venta rápida", que "era el plan A", pero "por lo que sea, la cosa se ralentizó, aunque esa opción no está descartada". Como alternativa, los trabajadores de Barreras contemplan reiniciar la actividad "en la medida de lo posible", sobre todo para acabar la construcción del primer mini crucero para Ritz-Carlton, "pero todo va muy lento", ha observado Gálvez.

El presidente del comité de Barreras ha indicado que sus tiempos no son los mismos que los de las auxiliares, algunas de las cuales barajan directamente el cierre, pero "ver que se van mil trabajadores a la calle y que la actividad se para casi por completo tampoco es fácil". Ha insistido en que durante este tiempo esperaron para evitar dar una "imagen de conflictividad" a posibles compradores, "pero a estas alturas de la película no podemos esperar más", ha afirmado.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad