Sacyr venderá el 5% de Repsol para asegurar su refinanciación

stop

El grupo constructor tratará de lograr el acuerdo con los bancos sin tocar su inversión en la petrolera, pero cuenta con las reticencias de las entidades extranjeras

01 de noviembre de 2011 (17:54 CET)

Sacyr estaría planea vender hasta un 5% de Repsol si finalmente resultara necesario para cerrar con éxito la refinanciación del crédito de 4.900 millones de euros que tiene vinculado a su participación en la petrolera, tal y como avanzó Economía Digital.

El grupo de construcción y servicios se abre así a la posibilidad de vender acciones de Repsol, en la que actualmente es primer accionista con una participación del 20%, después de que el pasado 20 de octubre el grupo destituyera a Luis del Rivero como presidente.

La eventual desinversión en la petrolera se enmarca en el "cambio de enfoque" que una parte de los accionistas de Sacyr quería dar al proceso que el grupo tiene abierto para renovar este préstamo, que vence el próximo 21 de diciembre.

Este cambio de estrategia pasa por "estar abiertos a todos los enfoques y posibilidades". Según fuentes cercanas a la operación, en primer término Sacyr buscará lograr un acuerdo de refinanciación con los bancos sin realizar desinversión alguna, pero "sin cerrarse a cualquier solución".

No obstante, en caso de que finalmente la constructora tuviera que vender títulos de Repsol, calcula que no representarían un paquete superior al 5%.

Un 5% de la compañía que preside Antonio Brufau cuenta con un valor de unos 1.400 millones de euros, en función de la actual cotización de Repsol. Este es un importe similar al que suman los siete bancos extranjeros que rechazan renovar su participación en el préstamo de Sacyr.

Pemex, candidato a comprar


En el supuesto de una venta de títulos, Sacyr tendría que ofrecer dichas acciones a Pemex, tal como establece el pacto que las dos empresas tienen en el capital de Repsol.

La compañía que preside Manuel Manrique mantendrá este acuerdo, dado que "no tiene ningún interés en romperlo", según confirmaron dichas fuentes.

El préstamo de 4.900 millones que Sacyr busca refinanciar es el que firmó en diciembre de 2006 con 46 bancos para costear su inversión en Repsol. Con la renovación, el grupo buscar alargarlo tres años más, aportando como garantía sus tres filiales (Testa, Vallehermoso y Valoriza) y las propias acciones que tiene en la petrolera.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad