Sacyr se alía con otra minera con los ojos puestos en Galicia

stop

La multinacional, que investiga numerosas minas, llega a un acuerdo con la canadiense Lundin, que trató de hacerse con el yacimiento de Touro y tiene solicitados permisos en la comunidad

Cartel en Coristanco de los opositores a la mina

en A Coruña, 05 de marzo de 2015 (17:26 CET)

La aventura minera de Sacyr sigue gestándose. La compañía ha desembarcado en el sector en alianza con el gigante canadiense Macquari y ha puesto la lupa sobre explotaciones y concesiones inutilizadas en Galicia, Extremadura, Andalucía y Castilla-La Mancha. Sin embargo, en su ambicioso proyecto también comparte camino con otras grandes compañías del negocio extractivo. Es el caso del grupo canadiense Lundin Mining, compañía que a sú vez también tiene los ojos en la comunidad gallega y pretende desarrollar proyectos en ella desde hace años.

Valoriza Minería, la filia del Sacyr, dedicada a la actividad extactiva, ha firmado un acuerdo de colaboración con la multinacional canadiense para participar en los proyectos de exploración comprendidos en los dominios de Ossa Morena y la denominada Faja Pirítica Ibérica, al suroeste de España, entre Extremadura y Andalucía.

Permisos mineros


Lundin aporta la titularidad de 24 permisos de investigación y Valoriza Minería se hace cargo de la operación y la gestión de la exploración sobre el dominio minero. Ambas compañías constituirán una Joint Venture al 50% para el aprovechamiento y futura explotación de los recursos mineros evaluados.

¿Esta alianza podría repetirse en Galicia? Desde luego, hay escenario. En concreto, Sacyr llegó a acuerdo con Rio Narcea Nickel, una filial de Lundin. Participada que, en estos momentos, tiene dos permisos de investigación solicitadas en zonas cercanas a Touro según el censo minero de Galicia. Su intención es saber si en la zona quedan restos de cobre, oro, plata, niquel, platino, paladio, estaño y wolframio.

La mina de Touro


Lundin estuvo siempre muy interesada en hacerse con la mina abandonada de Touro (cuyo estado ha suscitado la reprimenda de la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril). En 2012, de hecho, llegó a anunciar que se haría con la explotación que en su día estuvo ocupada por la multinacional Río Tinto. Los canadienses llegaron a afirmar que estaban dispuestos a poner encima de la mesa sesenta millones de euros, aunque aquella aventura al final no se materializó.

A Lundin también se la relaciona con Goldquest, compañía también de bandera canadiense que en el año 2013 recibió un aluvión de críticas por parte de grupos ecologistas por querer poner en marcha una explotación minera en una zona de Red Natura. Su intención pasaba por encontrar plata, oro, plomo, cinc y cobre en diversos enclaves montañosos situados entre cuatro concellos lucenses: A Fonsagrada, Baralla, Baleira y Becerreá).

Goldquest Ibérica, tiene sede en Ponferrada, donde instaló su filial española hace unos años al comprar a Lundin su proyecto de una explotación de zinc y plata en Toral. En Galicia, la compañía posee un permiso de investigación otorgado en Lugo, el denominado Lago I, y un permiso de exploración solicitado (Lago II).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad