Sacyr ocultó el sobrecoste del Canal de Panamá a la CNMV

stop

La constructora garantizó que las autoridades panameñas aceptarían las desviaciones presupuestarias de la obra y que los plazos establecidos se estaban cumpliendo

02 de enero de 2014 (12:10 CET)

El consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC) habría ocultado información básica a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) sobre la ampliación del Canal de Panamá.

El regulador español había solicitado información sobre dicha construcción a Sacyr, líder de la unión temporal de empresas constructoras.

El pasado 23 de diciembre, el director general de Administración y Operaciones, José Carlos Fernández, respondía a la demanda. Sin embargo, los detalles ofrecidos por la constructora de Manuel Manrique ocultaban o desvirtuaban datos de relevancia, informa La Celosía.

Reclamaciones

En concreto, la CNMV se había interesado por los sobrecostes del proyecto. Según Sacyr, el consorcio GUPC había señalado un coste extra de 665 millones de dólares que “estimaba probable que el cliente aceptara las reclamaciones”.

Pero, lo que no explicaba es que Autoridad del Canal de Panamá había rechazado con anterioridad la desviación y que en ningún caso se iba a hacer cargo de las exigencias solicitadas.

La oferta de GUPC ya había sido duramente criticada. El proyecto en el que participa Sacyr era mil millones más barato que la de otros consorcios que habían entrado en la puja para adjudicarse el contrato.

Ello hacía pensar que pedirían a posteriori cargos adicionales para cubrir el coste real del proyecto, que es lo que ha ocurrido finalmente.

No obstante, la Autoridad del Canal de Panamá ha rechazado las presiones de GUPC y exige que se cumplan los términos establecidos en el contrato que asciende a 3.118 millones de dólares (2.270 millones de euros).

Baile de fechas

Las verdades a medias de Sacyr no sólo se referían a los sobrecostes, sino que también afectaban a los plazos establecidos para las obras de la ampliación.

La Autoridad del Canal había subrayado, en un informe el pasado 30 de septiembre, que la fecha para finalizar la construcción se mantenía en el 21 de octubre de 2014, coincidiendo con el centenario de la construcción inicial.

La constructora señalaba otra fecha distinta. Aseguraba que las obras acabarían el 30 de junio de 2015 para la costa del Pacífico y tres meses antes para la del Atlántico.

Fuerte caída en bolsa

De nuevo, otra información dudosa que no correspondía con la que apuntaba la Autoridad del Canal de Panamá, que asegura que en una obra de este calado es razonable una variación del coste inicial de entre el 5 y el 10%, pero nunca la mitad de lo contratado.

Por ahora el consorcio GUPC ha anunciado la suspensión de los trabajos por los sobrecostes de 1.600 millones de dólares (1.165 millones de euros). La decisión de Manrique ha provocado una caída en bolsa de la constructora superior al 18%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad