Sacyr desembarca en el negocio del oro y el wolframio en Galicia

stop

Crea Valoriza Minería con el apoyo del fondo Macquarie Capital y presenta a inversores canadienses un plan de negocio para los nuevos derechos de explotación

Mina de wolframio en Castilla y León

A Coruña, 15 de enero de 2015 (11:26 CET)

Los planes de la constructora Sacyr para desembarcar en el negocio de la minería ya han tomado forma. Y lo hacen de la mano de Macquarie Capital, uno de los fondos más especializados en este tipo de proyectos. Ambos grupos ya han firmado una alianza de exclusividad para acometer inversiones en el negocio minero, que tiene como objetivo prioritario el oro, el cobre y el wolframio. Y como áreas prioritarias, Galicia, Extremadura, Andalucía y Castilla-La Mancha.

Valoriza Minería es la filial que Sacyr ha creado para acometer este plan. El desarrollo de las minas que pueden requerir entre 200 y 500 millones de inversión, según los planes adelantados por Cinco Días. Ambas compañías han firmado un acuerdo de exclusividad y se centrarán en la explotación de cobre, wolframio y oro, para ir incorporando el plomo, zinc, plata, litio o níquel. El plan ya ha sido presentado a inversores canadienses.

Galicia, prioritaria

Las áreas donde ya busca sus primeros derechos de explotación son, al margen de distintas áreas de Galicia, el sur de Castilla-La Mancha y Extremadura, así como el norte de Andalucía, según detalla el diario. Los argumentos para combatir cualquier oposición a los proyectos es la industrialización de zonas deprimidas y el empleo. Aunque no sea un objetivo inicial, Valoriza Minería también estará atenta a la evolución del fracking.

Valoriza Minería pretende acumular cartera lo más rápido posible con la adquisición de derechos de explotación, para tratar de crecer posteriormente de forma orgánica. La búsqueda de capitales pasará por los mercados especializados de Toronto, prioritariamente, para recalar también en Londres y Sydney.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad