Sacyr anuncia 10 millones de inversión y 300 empleos en la mina de San Finx

stop

La explotación de wolframio y estaño en Lousame se iniciará a comienzos de 2016

Mina de wolframio en Castilla y León

en A Coruña, 31 de julio de 2015 (15:09 CET)

Si todo sale según los planes, las históricas minas de San Finx volverán a tener actividad a comienzos de 2016 de la mano de Sacyr y sobre las cenizas del proyecto frustrado de Incremento Grupo Inversor, al primer grupo gallego de wolframio que acabó en liquidación y con querellas entre los socios que lo pusieron en marcha.

Ahora es la constructora quien se proponer retomar la actividad extractiva en Lousame a través de su filial, Valoriza Minería, y con una sociedad instrumental en Galicia que se encargará de la explotación, Tungsteen San Finx, creada en abril de este mismo año con 3.000 euros de capital social y con Valoriza Minería como socio único.

La Xunta bendice el proyecto

Sacyr promete, así se lo ha transmitido a la Xunta, una inversión de 10 millones en dos años y la creación de 300 empleos, de los que 60 serían empleos directos y los otros 240 indirectos. Una parte de esos 10 millones estará destinada a una campaña de sondeos para aumentar reservas y a la mejora de la planta de tratamiento para elevar la capacidad productiva. La empresa comenzará "próximamente" la selección de personal, según se indicó en el Consello da Xunta celebrado este viernes.

El Gobierno gallego, como sucediera con Incremento Grupo Inversor, que a la postre no fue capaz de justificar las ayudas recibidas y acabó en concurso de acreedores, ha bendecido el proyecto asegurando que se emplearán "las técnicas más avanzadas en la extracción de estaño y wolframio, garantizando el desarrollo de una minería segura, respetuosa con el entorno y el medio ambiente".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad