Ryanair y Rumbo, un lustro de enfrentamientos

stop

El cruce de reproches tras el accidente de Santiago es solo la última escaramuza

04 de agosto de 2013 (17:37 CET)

Continúa la batalla abierta entre Ryanair y Rumbo, que esta semana han cruzado acusaciones por el aumento en los precios de los vuelos a Santiago de la aerolínea irlandesa apenas unas horas después del accidente ferroviario.

Los familiares de las víctimas del Alvia denunciaron que los precios de Ryanair a Lavacolla (Santiago) se duplicaron tras el siniestro. Interpretaron que la low cost estaba intentando sacar partido de la tragedia por la necesidad de muchos familiares de viajar a Santiago.

Declaraciones cruzadas

No perdió tiempo la compañía que preside Michael O'Leary. A través de un comunicado, negó que la aerolínea incrementara los precios de los billetes, pero no puso la mano en el fuego por una de sus dianas favoritas, las agencias de viajes online. Las personas que realizaron las críticas, dijo la low cost, “hicieron una reserva con Rumbo, agencia que vende de manera inapropiada los vuelos de Ryanair e infla los precios a los pasajeros”.

Recogió el guante Rumbo, otra vez a través de un comunicado, en el que aclaró que “no existe para las agencias de viajes ninguna posibilidad de incidir sobre las tarifas de los vuelos”. Recuerda que su labor es de simple “intermediario” entre las aerolíneas y los clientes, ofreciendo un servicio en el que se muestran las plazas disponibles y se comparan precios. En el texto, tilda de “falsas” e “interesadas” las declaraciones de Ryanair y expresa su preocupación por la campaña de “ataques” que ha emprendido la aerolínea contra el sector de la intermediación.

Rumbo va ganando


Aunque el cruce de acusaciones no acaba de aclarar quién subió los precios y por qué, añade un capitulo más a la larga lista de disputas entre las firmas, que se remontan ya a 2008.

El último episodio se resolvió hace apenas unos meses. La Audiencia Provincial de Madrid sentenció el 30 de marzo que la actividad de Rumbo es legal, que no vulnera los derechos de propiedad intelectual de Ryanair y que no existe competencia desleal por ausencia de imitación o aprovechamiento de la reputación o los esfuerzos ajenos.

La aerolínea llevó la pugna judicial al Tribunal Supremo, que volvió a fallar a favor de Rumbo al mes siguiente, en abril. La agencia de viajes online no perdió la oportunidad de recordarle a Rynair estas sentencias durante el cruce de comunicados por el accidente de Santiago y el posterior incremento de los precios.

Un lustro en los tribunales

La agencia apuntó que es la tercera sentencia firme favorable a Rumbo y contraria a Ryanair. La primera se remonta ya a 2008. Aquel año, el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid dictó un auto a favor de la aceptación de medidas cautelares que impidiesen a Ryanair cancelar reservas de billetes realizadas en la agencia de viajes online.

Fue en esos años, hace ya un lustro, cuando la aerolínea intentó poner freno a la actividad de las agencias que incluían sus vuelos en catálogo. Comenzó cancelando miles de reservas que se habían realizado a través de estos servicios online y acabó acudiendo a los tribunales. Cargó contra lastminute.com acusándola de inflar el precio de sus billetes, llevó a los tribunales a Atrapalo, a la que tuvo que indemnizar con 40.000 euros por denigrar ilícitamente su imagen, según determinó la Audiencia Provincial de Barcelona, y emprendió acciones similares en toda Europa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad