El consejero delegado de Ryanair, Michael O'Leary, rechaza cambios en su sistema de contratación.

Ryanair recortará la plantilla si continúan las huelgas

stop

La aerolínea irlandesa amenaza con despidos y recortes de flota ante las huelgas causadas “por una minoría”

en A Coruña, 23 de julio de 2018 (12:48 CET)

Los conflictos laborales y el encarecimiento del combustible ha pasado factura a Ryanair, que en su primer trimestre fiscal, de abril a junio, ha reducido un 20% el beneficio, quedándose en los 319 millones. La aerolínea irlandesa presentó este lunes los números que confirman la pérdida de rentabilidad amenazando con recortes en flota y plantilla a causa de los conflictos laborales. No solo por el paro de tripulantes de cabina en España el 25 y 26 de julio. Ryanair afronta esta semana la tercera huelga de pilotos en Reino Unido y lidió anteriormente con la de controladores en Francia. La compañía que preside Michael O'Leary prevé que los paros continúen durante la temporada de invierno.

"Si estas huelgas innecesarias continúan dañando la confianza de los clientes, los precios y la rentabilidad en determinados mercados nacionales, tendremos que revisar nuestro programa de invierno, lo que puede llevar a reducciones de flota en determinadas bases y pérdidas de empleos en mercados donde los empleados de la competencia interfieren en nuestras negociaciones con nuestra gente y sus sindicatos”, dice Ryanair, que tiene una de sus bases en España en Santiago y que opera también desde Vigo. En la reunión con los sindicatos en España, la compañía también amenazó con abandonar el país si no podía aplicar su modelo de negocio. Este lunes no rebajó el tono.

Ryanair asume que habrá más huelgas

La aerolínea alude en varias ocasiones al perjuicio que le causa “una minoría”. “No podemos permitir que nuestros vuelos sean interrumpidos por una pequeña minoría de pilotos”, dice en el comunicado. “Algunos empleados interfieren en nuestras negociaciones con nuestro personal y los sindicatos”, insisten. En el fondo del asunto está la posición de firmeza que quiere mostrar Ryanair, pues asegura no estar dispuesta a atender “demandas irracionales” que pongan en cuestión sus “bajas tarifas” y su “modelo de negocio”.

Una de las consecuencias de los conflictos perceptible en la hoja de resultados es el incremento de los costes de un 34%, principalmente a causa del aumento del 20% en las nóminas de los pilotos de Reino Unido, si bien también influye el incremento de las horas de vuelo.

Ryanair aumentó sus ingresos hasta los 2.079 millones, un 9% más, y transportó a 37,6 millones de pasajeros en el trimestre, un 7% más. La tarifa media descendió un 4% a pesar del encarecimiento del combustible y para contrarrestar la fuerte competencia que encuentra la aerolínea en países como Alemania o Austria.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad