Ryanair rebaja su actividad en Galicia a pesar de las subvenciones

stop

La compañía redujo su oferta a Madrid y Barcelona, mientras pierde fuerza su conexión con Sevilla

Aviones de Ryanair

15 de diciembre de 2012 (21:51 CET)

Ryanair es la única compañía aérea que opera en los aeropuertos gallegos que recibe ayudas económicas de la Xunta. El acuerdo de colaboración con la Administración se remonta al gobierno de Manuel Fraga y fue renovado por el bipartito y por la Xunta de Núñez Feijóo hasta el año 2013.

A pesar de ello, la compañía irlandesa pierde pulso en sus operaciones desde Galicia. Ha anunciado una reducción de un 35% y un 23% de la oferta de vuelos que mantiene con Madrid y Barcelona respectivamente, debido a la subida de tasas aplicada por Aena en julio. Ahora, fuentes del sector apuntan que Ryanair podría reducir también su conexión con Sevilla desde Lavacolla debido a la competencia de Vueling desde Alvedro (A Coruña).

Según informan desde el aeropuerto coruñés, la línea que tiene la compañía española a Sevilla ha registrado una mayor ocupación que la conexión de Ryanair con la capital andaluza desde Santiago. Buena noticia para Alvedro, que criticó a la compañía irlandesa por duplicar un servicio que ya obtenía buenos resultados desde A Coruña.

Competencia desleal


Las subvenciones a las operaciones de Ryanair desde Lavacolla siempre han despertado las críticas de Alvedro y Peinador. El alcalde de Vigo, Abel Caballero, llegó a pedir hace unos meses que retirasen las ayudas a la compañía debido a los problemas que estaba teniendo en sus vuelos.

Este año, tanto desde Alvedro como desde Peinador han denunciado a Ryanair por competencia desleal. El motivo es que casi todos los vuelos que operan estos aeropuertos también los ha asumido Ryanair desde Lavacolla, con la diferencia de que la compañía irlandesa cuenta con subvenciones de la Xunta. Curiosamente, el vuelo a Sevilla desde Santiago que puso en marcha Ryanair fue uno de los detonantes de la disputa. “No entendemos como se puede fletar un vuelo a Sevilla cuando Alvedro estaba funcionando muy bien con los embarques al 80% -- aseguró el presidente del comité de empresa, Justo Pérez --. Alvedro sigue teniendo una gran posición y debe ser estratégico si lo que se busca empresarialmente es el despegue del Puerto Exterior de A Coruña, pero esta situación y la marcha de Spanair lo dejó muy tocado”, aseveró.

Racionalizar el sistema aeroportuario

La disputa entre aeropuertos provocó también que el sector hostelero gallego entrara en escena. La Asociación de Hostelería de Santiago fue la que habló más claro, pidiendo a los aeropuertos gallegos que racionalizasen su funcionamiento y dejasen a un lado la competencia entre ellos. Hostelería Santiago defiende Lavacolla como terminal central vinculada al turismo, emplazando a Alvedro y Peinador a relacionar sus conexiones con el tejido industrial de A Coruña y Vigo.

Orgullosos de Alvedro

A pesar de la fuerte competencia, en el comité de empresa de Alvedro aseguran estar muy orgullosos de las cifras registradas en el aeropuerto durante este año. Según indican, la caída de pasajeros no empaña los resultados, ya que, afirman, los vuelos han salido con una ocupación muy alta.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad