Ryanair inicia su cruzada contra los comparadores de vuelos y otros intermediarios

stop

LOW COST

Michael O'Leary consejero delegado de Ryanair

12 de agosto de 2015 (13:26 CET)

En la guerra por el mercado de los vuelos online, Ryanair muestra la ambición que ha caracterizado a la compañía de Michael O'Leary desde su creación. Según informa 02B, la 'low cost' ha anunciado que la nueva web de la aerolínea verá la luz en otoño. Los planes de la empresa pasan por que los usuarios puedan comparar a través de ella los precios de los vuelos y los de la competencia y hacer reservas con descuentos en hoteles o restaurantes. 

Es decir, un tótum revolútum que O'Leary ha decidido promocionar como el "Amazon de los viajes en Europa". Sin embargo, aún está por ver cómo llevará a la práctica esta estrategia. Varias de las compañías con las que Ryanair ha contactado recientemente para poder acceder a sus bases de datos y proporcionar una comparativa de los billetes han declinado la propuesta (según ha trascendido ya lo han hecho Easyjet y Air France-KLM; mientras que otras como Lufthansa, British Airways o Iberia todavía no se han pronunciado).

El anuncio de Lufthansa de que cobraría un recargo de 16 euros a los billetes comprados a través de intermediarios abrió la veda. Pero Ryanair ha optado por otra vía: ofrecer servicios extra (más allá de la comercialización de billetes) "como la posibilidad de reservar con descuentos entradas de fútbol o de conciertos o una habitación de hotel", en palabras del CEO de la aerolínea.

Convertirse en otro intermediario más

Aunque la web de Ryanair ya permite hacerse con un alojamiento al mismo tiempo que se compran los vuelos (gracias a una colaboración con Booking.com), la 'low cost' quiere convertirse en un agente con marca propia en este mercado.  Y todo ello, como es habitual en la firma irlandesa, bajando los márgenes de beneficio: "¿Por qué no convertirnos también en un Booking.com que cargue sólo un 10% a los hoteles y no un 40% como hacen otros intermediarios?", se preguntaba retóricamente O'Leary.

Pero los servicios del nuevo portal no se quedarían ahí. En la página los usuarios podrán compartir sus opiniones sobre los hoteles y restaurantes que hayan visitado, tal y como sucede en webs como Trip Advisor.

Las pesadillas de O'Leary están centradas en el crecimiento constante de plataformas como Skyscanner.com o Google Flights, entre otras. A pesar de que Ryanair no es de las compañías más afectadas por estos portales: la aerolínea irlandesa gestiona a través de su web el 95% de los billetes que vende.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad