Pilotos de Irlanda, Suecia y Bélgica protagonizarán nuevos paros en agosto.
stop

La aerolínea irlandesa Ryanair traslada a los sindicatos que abandonará España si no puede implantar su modelo de negocio

en A Coruña, 18 de julio de 2018 (22:04 CET)

Ryanair ha dado un golpe sobre la mesa en la reunión que mantuvo este miércoles con los representantes de los sindicatos USO y Sitcpla con motivo de la huelga de tripulantes de cabina que provocará la cancelación de 400 vuelos con destino u origen en España.

La aerolínea irlandesa afirmó a los trabajadores que si no puede llevar a cabo su modelo de negocio en España con las condiciones laborales irlandesas abandonará el país. Así lo han confirmado el responsable de vuelo del sector aéreo de USO, Ernesto Iglesias, y el portavoz de Relaciones Externas de Sitcpla, Antonio Escobar, quienes han destacado que el negocio de la compañía en España supone el 19% del total.

Ryanair pide un cambio en la negociación

Ryanair, que sufre su primer gran conflicto laboral en España, trasladó a los sindicatos que quiere mesas de negociación por cada una de las empresas a las que pertenecen los trabajadores: la propia compañía y las dos agencias de trabajo Workforce y Crelink en la que también hay empleados contratados.

Los sindicatos, ante la subida de tono de la empresa, han replicado que de abandonar España tendrían que plantearse también dejar sus operaciones en Bélgica, Italia y Portugal, donde los auxiliares de vuelo también secundarán los paros convocados. De hecho, Ryanair confirmó la mañana del miércoles que cancelará 50 operaciones en cada uno de estos países.

Los sindicatos: "Ryanair repudia el ordenamiento jurídico de España"

 "Ryanair repudia el ordenamiento jurídico español y el Estatuto de Trabajadores", zanjó Antonio Escobar, quien pese a la enorme tensión que se vive actualmente agradeció el esfuerzo de la directora general de Trabajo, Concepción Pascual, y el del subdirector general de Relaciones Laborales, Rafael Martínez de la Gándara, por "dejarse el pellejo" en intentar llegar a un "mínimo acuerdo". La reunión, sin embargo, concluyó sin avance alguno.

Iglesias, por su parte, afirmó que el concepto que la aerolínea tiene sobre los derechos sindicales "está alejado de la realidad y es bastante surrealista". Además, según los sindicatos, Ryanair ya ha asumido que la huelga se va a llevar a cabo.

Ahora, los representantes de los trabajadores esperan que el Ministerio de Fomento, a donde ya han remitido dos cartas, se pronuncie también sobre el cumplimiento de los servicios mínimos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad