Roto de cinco millones en la gestora del Pazo de Congresos de Vigo

stop

La sociedad, controlada por Sacyr en un 55% y participada por Abanca en 22%, acomete una reducción de capital para compensar pérdidas

Palacio de Congresos de Vigo, Juan Carlos Escotet y Manuel Manrique

en A Coruña, 14 de julio de 2015 (02:23 CET)

El Auditorio-Palacio de Congresos Mar de Vigo es lo más parecido a una concesión sin fondo, cuyo nacimiento se remonta a la época en que las extintas cajas (Caixanova y Caixa Galicia) caminaban separadas, pero cuyos números rojos todavía arrastran sus actuales accionistas. La concesionaria Pazo de Congresos SA, participada en un 55% por la constructora Sacyr, y en un 22% por Abanca como heredera de Novagalicia, acaba de activar una reducción del capital social por importe de 5,2 millones de euros, hasta los 11,1 millones.

El objetivo de la operación de reducción no ha sido otro que el de  "restablecer el equilibrio entre el capital social y el patrimonio neto de la sociedad disminuido por consecuencia de pérdidas". Así lo acordaron sus accionistas en la última junta general, celebrada en Vigo el pasado 25 de junio. El valor nominal de cada acción ha sido reducido en 192,69 euros, quedando el valor nominal resultante en 407,31 euros, previa aplicación de la prima de emisión a la compensación de pérdidas.

Agujero de 17,5 millones

Sin embargo, el roto del Pazo de Congresos de Vigo va más allá de los 5,2 millones en que sus accionistas han decidido reducir el capital social. De acuerdo con la memoria de gestión de su principal accionista, Sacyr, el grupo presentaba al cierre del 2014 unas reservas negativas por importe de 17,5 millones de euros, y una pérdidas de algo por encima de los siete millones.

Hasta el año pasado, su capital estaba situado en 16,3 millones, pero unas reservas negativas tan abultadas colocan a la sociedad en quiebra técnica. Sacyr cifra la inversión en el proyecto en algo más de 13 millones de euros, que fueron asumidos por Testa Inmuebles (10,5 millones) y Sacyr (2,6 millones).

Sacyr posee una participación total sobre Pazo Congresos de Vigo del 55,55%. A pesar de ello, la sociedad se consolida por el método de puesta en participación como consecuencia de la existencia de acuerdos de accionistas que obligan a obtener mayoría reforzada en determinados aspectos de especial relevancia, tales como el nombramiento de presidente, secretario del consejo, director general, director financiero, aprobación de los presupuestos anuales y la celebración o modificación de contratos de cualquier naturaleza o de cualquier tipo de financiación por cuantía superior a 600.000 euros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad