Rosalía Mera, ingresada en estado crítico en un hospital privado de A Coruña

stop

La patronal gallega reconoce la figura de la empresaria y le desea una pronta recuperación

Rosalía Mera

15 de agosto de 2013 (17:43 CET)

Rosalía Mera ha sido traslada esta mañana al hospital privado San Rafael, en su ciudad natal, A Coruña. Cofundadora de Inditex y presidenta de la Fundación Paidea Galiza, su brazo inversor en el ámbito social, Mera sufrió un accidente cerebrovascular, probablemente un derrame, mientras disfrutaba de unos días de vacaciones en Menorca junto a su hija Sandra.

Ingresó tras sufrir una parada cardiorrespiratoria en el hospital Mateu Orfila de Mahón. Este jueves, hacia las 12 del mediodía, un avión-ambulancia despegó desde territorio insular hacia el aeropuerto de Alvedro, donde aterrizó en torno a las 16 horas. Ingresó poco después en el centro privado de San Rafael, a donde llegó en una ambulancia medicalizada del 061.

Su estado es crítico. La familia de la empresaria coruñesa ha expresado su deseo de mantener la privacidad en estos momentos, según informa el centro hospitalario.

Apoyo de la patronal gallega

Mera, empresaria natural del barrio coruñés de Monte Alto, diplomada en Magisterio, es la mujer más rica de España, con una fortuna estimada en 6.100 millones de dólares --unos 4.600 millones de euros--. La noticia de su estado de salud ha impactado en el empresariado de A Coruña y también en el gallego.

El recientemente elegido presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), José Manuel Fernández Alvariño, ha expresado su reconocimiento a una persona “de la que hay que destacar no solo su figura empresarial, sino su compromiso en temas sociales”.

Sobre el sentimiento de los empresarios gallegos tras conocer el estado de salud de Mera, ha destacado que están “impactados” y que todos destacan su “vitalidad”. “Desde la CEG emitiremos un comunicado para reconocer su persona y desearle una pronta recuperación”, manifestó.

Conmoción en A Coruña


También han llegado mensajes de ánimo desde la ciudadanía. La fama de millonaria ‘atípica’ de Rosalía Mera se forjó en las calles de A Coruña confundiéndose entre la gente, yendo al cine o acudiendo a la taberna de Os Beles, en el barrio de Os Monelos, un bar al que se suele ir de noche para tomar una copa, cantar y bailar. La mujer que gestiona la tercera fortuna de España es cliente habitual.

Los que la conocen desde que trabajaba en La Maja, una refinada casa de modas donde se encontró con el que sería su marido durante 20 años, Amancio Ortega, dicen que no ha perdido su proximidad, la humildad de una chica de barrio de una ciudad pequeña. Y en estos cimientos, desde sus inicios como costurera a los 11 años, se forjó su representación como mujer hecha a sí misma, de rica cercana y de persona discreta que le han agradecido sus conciudadanos inundando de mensajes las redes sociales.

Sus amigos y allegados han preferido transmitir los mensajes de apoyo a la familia desde la distancia. Es lo que ha hecho Pancho Casal, que comparte la propiedad de la productora Continental con Mera. “Solo he querido transmitir ánimos. Por ahora ni siquiera he llamado a José Leyte --mano derecha de Mera en su grupo inversor Rosp Corunna Participaciones Empresariales--, pero sabemos que la situación es difícil”.

Dos centros de actividad


Discreción en lo personal y discreción en los negocios, excepto cuando se trata de poner en marcha una iniciativa social a través de la Fundación Paideia Galiza, el que ha sido su gran centro de actividad desde su salida del día a día de Inditex. El otro es Rosp Corunna Participaciones Empresariales, su sociedad inversora.

Rosalía Mera controla el 6,99% de Inditex, según consta en los registros de la CNMV, aunque podría haber vendido ya una parte de ese porcentaje. También es accionista de la biotecnológica Zeltia, a donde llegó de mano de su amigo José María Fernández de Sousa-Faro, hermano del ex presidente de Pescanova.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad