Room Mate, la cadena hotelera de Sandra Ortega, se libra de la moratoria de Ada Colau

stop

LICENCIAS TURÍSTICAS

El hotelero Kike Sarasola y Sandra Ortega

en A Coruña y Barcelona, 30 de julio de 2015 (17:48 CET)

El pasado 3 de julio la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, tomó la decisión de paralizar la concesión de licencias para alojamientos turísticos de cualquier tipo en la ciudad con el fin de analizar el sector y elaborar un plan especial que lo regule. Ese día estaban proyectados en la ciudad 41 nuevos establecimientos hoteleros, tres de ellos de la cadena Room Mate, de la que Sandra Ortega es la segunda mayor accionista y que serán de los pocos en salvarse.

Concretamente, un estudio de Bric Consulting señala no se verán afectados el 15% de esos hoteles, incluidos en ese porcentaje los tres que la cadena que dirige Kike Sarasola tiene proyectados en la ciudad, algunos de ellos con las obras muy avanzadas o pendientes únicamente de un cambio de denominación e imagen corporativa.

Se trata de un hotel de cuatro estrellas en la Dreta de l'Eixample y dos establecimientos de tres estrellas, uno en este mismo barrio barcelonés y el otro en la Plaça Urquinaona.

Empresario gallego afectado

No tendrá la misma suerte el empresario Amancio López, natural de Chantada (Lugo) pero afincado en Barcelona, quien sí se verá afectado por esta decisión. Su cadena, Hotusa, tenía proyectado un hotel de cuatro estrellas en el Arc de Triomf.

Room Mate podrá seguir adelante con su proyecto de abrir nuevos establecimientos en la ciudad condal, donde cuenta en la actualidad con dos hoteles. La firma que dirige Kike Sarasola y en la que Sandra Ortega controla algo más de un 30% a través de Rosp Corunna, tiene intención de contar con cinco alojamientos en Barcelona a principios de 2016.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad