Rodman se desmarca de Sam Pa tras su detención

stop

El astillero gallego lo sitúa como un mero negociador y aclara que no es accionista ni está en la directiva

Manuel Rodríguez, presidente de Rodman

en A Coruña, 15 de octubre de 2015 (18:44 CET)

Rodman intenta cortar la relación entre el magnate chino Sam Pa, que negoció la compra del astillero para el grupo China Sonangol, el actual socio mayoritario de Metalships. La empresa ha emitido un comunicado tras conocerse que Sam Pa fue detenido el pasado 8 de octubre en Pekin en el marco de una investigación del gobierno chino contra la corrupción, según informó Financial Times.

Metalships ha aclarado que el artífice de la compra actuó como asesor de la empresa CS Europe Investiment de Singapur, que adquirió el 60 por ciento de las acciones del astillero y que, a su vez, es propiedad al cien por cien de China Sonangol.

No obstante, ha matizado que Sam Pa "no ostenta ninguna posición, ni como accionista ni administrador, ni ejecutivo ni consultor, ni ningún otro cargo en Metalships, ni en ninguna empresa del grupo Rodman".

Preocupación en los trabjadores

Sin embargo, la noticia de la detención del empresario chino, vinculado al negocio del petróleo en África, ha ocasionado inquietud en el seno de la plantilla, que lamenta la falta de información y el oscurantismo con respecto a todo lo que ha rodeado a los contactos con China Sonangol y con la empresa que adquirió el 60 por ciento del astillero.

Fuentes sindicales han señalado a Europa Press que "la gente está preocupada, ya desde que se había anunciado la venta" y esperan que la dirección del astillero aclare, en una reunión con el comité el próximo lunes, en qué afectará a Metalships la detención de Sam Pa, así como la decisión de cesar a Elena Espinosa como vicepresidenta de la compañía --ha sido nombrado en su lugar Soo Chee Chan, hombre de confianza de Sam Pa--.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad