Rodman admite las negociaciones con China y promete que mantendrá la plantilla

stop

MOVIMIENTOS EN EL NAVAL

Manuel Rodríguez, presidente de Rodman

A Coruña, 04 de marzo de 2015 (13:25 CET)

A pesar de que era reticentes a hablar de forma oficial del tema, al final lo han hecho. El astillero vigués Rodman ha justificado las negociaciones con la petrolera china Sonagol como un peaje necesario para aumentar "la carga de trabajo". Aunque ha admitido que la multinacional asiática entrará en su accionariado, promete que "se mantendrá toda la plantilla".

Así lo ha trasladado la dirección del grupo de construcción naval al comité, según aseguran fuentes sindicales. Los responsables de los astilleros Rodman Polyships, Metalships y Rodman Lusitania, no han adelantado, no obstante, en qué medida ni en qué porcentaje entrará Sonagol en su accionariado.

En el sector, no obstante, diversas fuentes aseguran que los asiáticos se quedarían con la mayoría de la propiedad.

Más de 200 empleados en Vigo y Moaña

En cuanto a la situación de los trabajadores, la empresa ha trasladado al comité que "se va a respetar" la plantilla (que, entre Vigo y Moaña, supera los 200 operarios). "Insisten en que todas las negociaciones tienen como objetivo conseguir carga de trabajo, y que se mantendrá toda la plantilla", comentan representantes de los empleados.

El contacto del grupo Rodman con Sonangol se remonta al acuerdo alcanzado el pasado año para la construcción de 50 barcos, por unos 25 millones de euros. Ese contrato, que ya está en vigor, contempla la construcción de 40 patrulleras de alta velocidad (que serán entregadas a lo largo de 2015) y 10 catamaranes de pasajeros (con fecha de entrega en 2016).

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad