Roberto Verino capea la crisis con el Atlético de Madrid

stop

El diseñador gallego vestirá al equipo madrileño fuera del terreno de juego

Presentación de la equipación no deportiva del Atlético de Madrid

26 de agosto de 2013 (20:39 CET)

Roberto Verino es uno de los principales exponentes del textil gallego y del concepto de aquellos grandes modistos que surgieron en los ochenta y noventa y que en la comunidad tuvieron entre sus representantes más destacados a Caramelo o Adolfo Domínguez. Al contrario que ellos, el ourensano capea la crisis, aunque para ello está dispuesto a abrirse a nuevos escenarios.

Acuerdo con el Atlético de Madrid

Verino ha optado por entrar en el mundo de las equipaciones no deportivas de los grandes equipos de fútbol. Se trata del vestuario que emplean para sus desplazamientos oficiales fuera del terreno de juego.

Este lunes la firma ha anunciado que será el nuevo proveedor oficial de la ropa no deportiva del Atlético de Madrid. Aunque la cifra que se embolsará el modisto por este encargo no ha trascendido, desde el club deportivo destacan los valores del grupo gallego.

Experiencia

“Nuestra alianza con Roberto Verino adquiere un valor estratégico relevante, pues nos permite asociar nuestra marca a una compañía con la que compartimos innumerables valores, basados en el esfuerzo y el espíritu de superación”, apuntó el presidente del club, Enrique Cerezo.

No es la primera vez que el empresario que apuesta por el “lujo asequible” lleva a cabo una tarea como ésta. En 2009 ya llegó a un acuerdo con el Getafe.

Una compañía que se mantiene

A falta de conocer los resultados del grupo correspondientes a 2012, en el ejercicio anterior la compañía gallega logró mantenerse a flote, a pesar de que su crecimiento se estancó. Su cifra de negocio fue de 40,37 millones de euros, frente a los 39,54 del año anterior.

Ese ejercicio lo cerró con un crecimiento de tan sólo el 2%. De forma atípica la empresa disminuyó su peso en los mercados internacionales y creció en el español.

Mejor que sus compañeros de sector

A pesar de la contención en las ventas, el camino de Roberto Verino, parece mucho más apacible que el de paisanos como Adolfo Domínguez, con unos números rojos que sobrepasan los 23 millones de euros, o Caramelo, que atraviesa un concurso de acreedores que le obligará a reducir considerablemente su presencia en España. Los sindicatos aseguran que, de momento, tampoco "hay nada que destacar en el terreno laboral".

A falta de conocer sus números este año, Verino parece inmune al desánimo. “La crisis es una oportunidad. Hay que hacerle frente y no esconderse porque no nos llevará a ninguna parte”, declaraba a principios de año en el desfile de la Pasarela Cibeles.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad