Ríos Seoane, prófugo en España, mantiene casi intacto su grupo

stop

CONGLOMERADO EMPRESARIAL

Colección de Viriato con una imagen de Francisco Ríos Seoane

A Coruña, 12 de mayo de 2015 (00:00 CET)

Es para Buenos Aires lo que Chico Recarey, el malogrado rei da noite carioca, para Río de Janeiro. Francisco Ríos Seoane, aupado por méritos propios a lo más alto del podio de la controversia entre los empresarios gallegos de la diáspora, se mantiene plenamente en forma en España. Al menos, si se atiende a su grupo empresarial. Sus dos hijos, Fernando y Alejandro Ríos Freijo, no solo controlan Viriato, la firma textil en plena crisis, sino todo un conglomerado de media docena de firmas en varios sectores.

El empresario natural de Ordes, prácticamente desaparecido en Argentina después de verse envuelto en todo un rosario de asuntos judiciales, cuenta con varios negocios que pivotan sobre Galicia y Madrid. De hecho, mantiene un holding, autodenominado Grupo Ríos, que cuenta con dos sociedades (Cestaños SA y Alameda de Órdenes SL) como cabeceras. De ahí, todo un ramillete de firmas centradas fundamentalmente en dos sectores: inmobiliario y hostelería. Dos negocios tradicionales para la familia Ríos Seoane, aunque han mudado de piel desde los noventa, cuando el empresario retomó sus inversiones en Galicia.

Un conglomerado activo

Al margen de la compañía textil Viriato, el grupo controla firmas como Cafés y Cervecerías SA e Inespar Inversiones Españolas y Argentinas SL. Las juntas generales de ambas sociedades acordaron, en mayo de 2012, su fusión, a la que se sumó, como sociedad absorbida, la firma Chinchilla Nueve SA, también del grupo. El rastro va más allá. La resultante de la fusión de Cafés y Cervecerías e Inespar tiene vinculación, según sus propias cuentas, con otras firmas: Cestaños, Vitamina Gran Vía SL y Natura Gran Vía SL. "Dichas entidades", según la compañía, "pueden ser consideradas como empresas del grupo, multigrupo o empresas asociadas".

Cafés y Cervecerías, del grupo Ríos Seoane, tiene un 100% de participación en Vitamina Gran Vía, y durante los ejercicios 2012 y 2013 se realizaron aportaciones extraordinarias de capital a la filial por importe conjunto de 1,5 millones de euros. También tienen un 100% de participación en Natura Gran Vía, a la que aportaron, durante los mismos años, inyecciones de capital extraordinarias por importes de otros 1,2 millones.

La última condena

Las empresas del grupo, gestionadas por Alejandro y Fernando Ríos Freijo, están por tanto plenamente operativas. Sin embargo, del patriarca de la familia apenas hay constancia en Galicia. Hay una explicación. La sección quinta de la Sala de lo Civil de la Audiencia Provincial de A Coruña, en un edicto publicado el pasado mes de enero, declara en rebeldía a Francisco Ríos Seoane. La sala resolvió un recurso presentado por un socio del empresario, que le reclamaba casi un millón de euros.

La demanda fue presentada por Juan Mosquera Veiras, y el tribunal decidió revocar la sentencia dictada en 2011 por un juzgado de Ordes. Así, optó por condenar a Ríos Seoane. Como partes contra las que iba dirigida la demanda, las mismas empresas sobre las que pivota el holding: Viriato SA, Cestaños SA y Alameda de Órdenes SL.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad