Imagen de la reunión de miembros de Grupo Industrial Riesgo ante representantes del comité de empresa de ALu Ibérica y la subdelegación del Gobierno en A Coruña

Riesgo promete inversión y renovables en Alu Ibérica pese a las dudas

El nuevo dueño de Alu Ibérica, al que Alcoa ha bloqueado pagos, plantea una inversión inmediata de 25 millones e instalar una central eólica y otra solar

Grupo Industrial Riesgo desvela su hoja de ruta para Alu Ibérica ante la subdelegación del Gobierno en A Coruña y el comité de empresa de la factoría en A Coruña. La firma, que el mes pasado alcanzó un acuerdo con el fondo suizo Parter Capital para comprar las antiguas plantasde Alcoa en la ciudad herculina y Avilés, promete invertir 25 millones de euros para lograr la “transformación industrial” de ambos complejos “hacia un modelo más sostenible", según ha asegurado.

La compañía, a la que Alcoa ha paralizado los pagos previstos al entender que Parter podría haber incumplido puntos del acuerdo de venta suscrito el verano pasado, aboga por producir “aluminio verde sin huella de carbono con tecnología de vanguardia que garantice la máxima calidad” y posicionarse en el mercado nacional de “aluminio secundario”, así como su “reconversión”.

Y es que, según ha planteado Riesgo, el objetivo es que la producción de aluminio sea el área de negocio principal, pero que se vea complementado con el reciclado de chatarras de aluminio, así como la instalación de “plantas de energías renovables para autoconsumo” o la creación de un servicio de ingeniería y proveedores propio.

Plan en tres fases

Según los representantes del Grupo Industrial Riesgo, su plan para Alu Ibérica se desarrollará en tres fases. La primera, actualmente en marcha, pasa por la conversión a gas de la planta de A Coruña, así como la de Avilés, y está prevista la activación de las series de electrólisis a corto plazo. Para ello se han incorporado profesionales especializados para la aplicación de las mejoras de conversión, invertido en nuevas tecnologías y optimizado los procesos

En la segunda fase, ambas fábricas entrarán en el área de reciclado. Para ello se realizará la instalación de plantas de tratamiento y pretratamiento de chatarra. Además, se llevará a cabo una modernización de las fundiciones con el fin de homogeneizar la producción entre las dos factoría. Está previsto que en esta fase se desarrollen nuevos productos de I+D+i, así como que haya mejoras en el área de la logística portuaria.

Por último, en la tercera fase, finalizarán estas mejoras de la logística portuaria y se instalará una central eólica y otra fotovoltaica para el autoconsumo de las fábricas. El excedente, en el caso de haberlo, se volcará al sistema eléctrico.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad