José Collazo, dueño del imperio del juego Comar

Revuelta laboral en los casinos de Collazo por los bajos sueldos

stop

Los trabajadores se movilizan en los casinos de Comar en Cádiz y León; una tercera protesta fue desconvocada en la joya del grupo, el Gran Vía de Madrid

en A Coruña, 28 de febrero de 2018 (05:00 CET)

Dos protestas, en Cádiz y León, han prendido la mecha de la conflictividad laboral en Comar, uno de los principales grupos de juego de España. La compañía del prolífico empresario José Collazo despliega en el Estado nueve casinos que antaño consolidaron a Comar como un referente del sector pero que ahora sufren, como todos, el decrecimiento del negocio provocado por los nuevos formatos de apuestas que han reducido drásticamente el volumen de ingresos de estos complejos.

Este deterioro también lo nota la plantilla de la empresa gallega, que ha empezado a movilizarse para reclamar una mejora en las condiciones laborales y los salarios, congelados desde la crisis. Así lo han manifestado los trabajadores del casino Conde Luna de León y del Bahía de Cádiz, con movilizaciones frente a los centros del grupo.

Una tercera protesta se convocó en el Casino Gran Vía de Madrid, la joya de la corona en la red de José Collazo, pero acabó desconvocándose, según CC.OO., porque no fue autorizada por la Delegación de Gobierno. En los tres casinos, así como en el del Tormes (Salamanca) se está negociando un nuevo acuerdo laboral.

Salarios mínimos y reducción de plantilla

El problema radica en que la plantilla sigue con condiciones laborales de crisis en un área, la del juego más tradicional, para la que la tormenta no ha pasado del todo. Según explica Fernando Trigueros, representante de CC.OO. en León, los trabajadores tienen su marco laboral congelado desde 2013, cuando venció el último convenio del centro, sin que los intentos de negociación sirvieran para aflorar un nuevo pacto.

El sindicalista considera que la propuesta de Comar es “inaceptable”, pues vincula las mejoras a determinados ratios de ingresos y rentabilidad del centro, es decir, una retribución variable, manteniendo el salario fijo tal y como está.  Mientras las posturas no se acercan, media plantilla está cobrando el sueldo mínimo más propinas, según fuentes sindicales.

Comar redujo a la mitad su plantilla en el casino de León desde 2010

Las condiciones están tan desactualizadas que las propinas superan siempre el llamado tronco, el mínimo de ingresos que deben percibir los trabajadores por este concepto. Cuando no se supera, la empresa debe cubrir esa cuantía mínima para cumplir con los salarios. Pero en León está tan bajo que se supera siempre. El dinero procedente de propinas que excede la cuantía mínima se reparte a partes iguales entre empresa y trabajadores.

A esto se suma, explica Trigueros, que de los 72 empleados que había en 2010 se han reducido a 31, provocando un importante incremento de la carga de trabajo. Los empleados tampoco cobran el plus de nocturnidad y las promociones están prácticamente paralizadas.

De Cádiz a Madrid

La movilización de León fue respaldada en Cádiz por los trabajadores del casino Bahía, que comparten quejas. En tierras andaluzas los salarios están congelados desde 2009. Hubo una tercera concentración de protesta convocada por CGT en Madrid, pero acabó desconvocándose.

UGT, que mantiene un discurso muy diferenciado del de CC.OO., explica que están en proceso de diálogo para la renovación del convenio, pero que no hay protestas en el horizonte más allá de la convocatoria fallida, de la que el sindicato se desmarca. “El Gran Vía está entre los casinos que más recauda de España y los ingresos por propinas son importantes”, explica Miguel Ángel Rodríguez (UGT), considerando que eso da “tranquilidad” a la plantilla.

Collazo abrió a finales de 2013 el Gran Casino Gran Vía como sala adicional del Casino de Aranjuez tras la reforma normativa que aplicó Esperanza Aguirre y que emuló recientemente Núñez Feijóo en Galicia. Desde entonces, fuentes del sector han insistido en que es el gran bastión de ingresos del grupo en esta área de negocio. Al menos en España, pues la compañía extiende una red de centros todavía mayor en la República Dominicana. 

Protesta de los trabajadores frente al casino Bahía de Cádiz de Comar

Protesta de los trabajadores frente al casino Bahía de Cádiz de Comar

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad