Imagen del complejo minero de Mutanda / Fleurette Group

Revuelta contra la mina de coltán y litio de Avión

El SIndicato Labrego y Ecoloxistas en Acción se plantan y exigen a la Xunta que reclame un informe de evaluación ambiental a la dueña de la mina

Al proyecto minero de Alberta I, situado entre los municipios ourensanos de Beariz y Avión, se le suman nuevos enemigos. El Sindicato Labrego Galego (SLG) ha presentado alegaciones contra la solicitud de la empresa Recursos Minerales de Galicia SA de poner en marcha la explotación de este yacimiento que se especula que podría albergar una de las mayores reservas de tantalio de toda Europa.

Se trata de uno de los dos minerales que, junto al niobio, componen el coltán, un mineral clave para la industria de los smartphone. Y es que su baja resistencia a la corriente y elevado punto de fusión superior hacen que el coltán sea utilizado de manera masiva para condensadores y las resistencias de alta potencia que conforman la estructura básica de los teléfonos móviles.

Pero el tantalio no es el único mineral que alberga esta mina. Y es que en ella también existirían reservas de litio, otro mineral clave para la industria de los smartphone y para la de la automoción, al tratarse de un mineral clave en las baterías.

Los puntos de la polémica

Según asegura el Sindicato Labrego Galego, este proyecto minero "pone en peligro la vida de la población local y la riqueza forestal y ganadera" y advierte de que, a su juicio, el área que se pretende explotar inicialmente está "fragmentada de manera fraudulenta para evitar presentar la evaluación de impacto ambiental", que abarca a unas 60 cuadrículas mineras, que equivalen a unas 1.680 hectáreas.

El Sindicato Labrego ha denunciado que la tramitación de la solicitud está llena “de irregularidades", después de que los departamentos de la Xunta de Medio Ambiente y Enerxía e Minas "dictaminasen que la empresa no tiene que presentar un informe de impacto ambiental", sumándose así a las críticas lanzadas por Ecoloxistas en Acción.

La organización apercibió la semana pasada a la jefa del servicio de Energía y Minas y al jefe de la sección de Evaluación Ambiental para que exigiesen un procedimiento de evaluación de impacto ambiental por este proyecto minero.

“Es incomprensible que el órgano ambiental pueda excluir del ámbito objetivo del trámite de evaluación ambiental un proyecto de minería subterránea en el que, tratándose de filones de pegmatitas en los que, por su paragénesis, es inevitable la presencia de sulfuros generadores de aguas ácidas de mina”, aseguraron desde Ecoloxistas en Acción a través de un comunicado. “No puede ni la empresa peticionaria ni la Administración obviar el impacto de este tipo de explotaciones, que es conocido por otras minas similares en otras partes del planeta, siendo de hecho uno de los problemas ambientales asociados a la explotación de yacimientos de litio en diques o filones pegmatíticos”, denuncian.

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad