Reta amenaza a Comar y Egasa en el negocio de las apuestas deportivas gallegas

stop

La compañía completará la instalación de máquinas en hostelería en tres meses y planea solicitar más licencias a la Xunta

Tienda de apuestas de Codere

17 de noviembre de 2014 (01:45 CET)

La implantación de las máquinas de apuestas deportivas en Galicia, cuya ruta definió la Xunta en un reglamento que entró en vigor en verano de 2012, tiene dos ritmos y dos escenarios. Las gallegas Egasa y Comar, bien implantadas en la comunidad, parecen llamadas a liderar el número de terminales debido a los salones de juego que despliegan por territorio gallego. Pero el aterrizaje de las máquinas en los locales de hostelería es distinto. La Xunta ha repartido un número limitado de licencias entre varios operadores implantan su red a distintas velocidades.

En la cabecera de ese grupo están también Egasa, a través de la marca Hattrick, y Comar, que opera en alianza con Codere. Esta última tenía previsto completar durante el verano la instalación de máquinas de apuestas en hostelería y demandaba a la Xunta más licencias para ampliar su negocio. A los dos líderes gallegos se sumará un actor foráneo. La vasca Reta. Ha instalado 222 terminales en locales de hostelería y prevé culminar su cupo en tres meses, alcanzando las 333. A partir de ahí, la intención de la compañía es lograr más mercado, por lo que será una de las candidatas a percibir más licencias.

La apuesta de Reta

Al menos esa es la previsión, aunque Reta adopta una postura prudente. “Estamos por encima del 75% y seguramente intentaremos ampliar más el negocio una vez completado el cupo, pero dependerá de la Xunta”, explican. El Gobierno gallego tiene que decidir si otorga más permisos o si reparte las licencias de aquellos operadores que no cubran su cupo. Las compañías autorizadas por San Caetano se completan con Sportium Apuestas de Galicia; Solwin, la marca de Bwin, y Apuestas de Galicia, aunque parece que son las tres anteriores las que aspirarán a desarrollar más su negocio.

Reta tenía una inversión prevista para el desarrollo de las apuestas deportivas en Galicia de 3 millones de euros y la creación de 20 puestos de trabajo. Su objetivo en el Estado es ampliar al máximo esta área de negocio, que por el momento no es especialmente rentable, debido a las fuertes inversiones requeridas para las terminales de apuestas y su implantación. Pero además, el margen de beneficio es pequeño debido a los elevados impuestos de la actividad. Por eso interesa a la Xunta su expansión y a los operadores expandirse.

La otra petición de las compañías, al menos puso en ello notable énfasis Codere, es que el Gobierno gallego dé manga ancha para mantener amplias modalidades de apuesta (fútbol, tenis, carreras de galgos…). Sus máquinas ofrecen 25 tipos de mercado y 100.000 posibilidades de apuesta.

Concentración

Reta fue la primera en instalar una máquina de apuestas deportivas en Galicia, concretamente en un bar de Ourense, mientras que Codere inauguró la nueva área de negocio en los salones de juego. Entre las dos superan los 4 millones de inversión.

Se da por hecho en el sector que entre todos los operadores, quedarán tres o “como mucho cuatro” como hegemónicos en Galicia. Parece claro que dos de ellos serán Comar con su socio Codere y Egasa. Reta se sube también al carro.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad