El Casino del Atlántico, en A Coruña
stop

De los ocho casinos de Comar, Atlántico, Madrid, Asturias, León y Cádiz registran beneficios, frente a las pérdidas de Salamanca, Zaragoza y Melilla

en A Coruña, 20 de julio de 2018 (05:00 CET)

El negocio del juego va por barrios. Que se lo pregunten al magnate gallego José Collazo Mato, dueño del Grupo Comar. Sus ocho casinos repartidos por España son una buena prueba. El mayor exponente de los beneficios generados para el grupo es el de Casinos Comar Madrid, que tiene en la sala de Gran Vía un auténtico pulmón. Casinos Comar Madrid logró pasar de un resultado de 2,1 millones en 2016 a un beneficio de 4,1 millones al cierre del año pasado. Casi el doble. Este casino abrió sus puertas a finales de 2013.

Las cuentas individuales de Comar Inversiones y Dirección de Empresas, que es la holding del grupo, revelan, por ejemplo, que el Casino del Atlántico, en A Coruña, pasó de los números rojos a los negros en un año. Si en 2016 había perdido apenas unos 8.000 euros, el año pasado sus beneficios se situaron en 88.000 euros. Los ingresos del Casino del Atlántico se sitúan ligeramente por encima de los dos millones de euros al año.

Pinchazo de los casinos de Salamanca y Zaragoza

Tres casinos del Grupo Comar están en números rojos (Salamanca, Melilla y Zaragoza), frente a los cinco que registraron pérdidas un año antes. Por ejemplo, la sala salmantina de Ribera del Tormes perdió casi medio millón de euros el año pasado, frente a los números rojos de 640.000 euros de 2016.

Otra sala en pérdidas, Zaragoza. El año pasado perdió 6453.000 euros. En 2016 había registrado unas ganancias de 1,8 millones. Es, quizá, el mayor contraste en la evolución de los casinos del grupo. El Gran Casino de Melilla, también del grupo, mantiene números rojos los dos últimos años, con pérdidas por encima de los 240.000 euros cada ejercicio.

Collazo sitúa en beneficios a los casinos de Asturias, León y Cádiz

Casino Puente del Piles, en Asturias, gana dinero, según las cuentas de la sociedad holding del grupo. Esta sala, según explican los gestores de Comar, ganó unos 86.000 euros en 2016, para situarse en apenas 75.000 un año después. El Casino de León es uno de los que ha pasado de los números rojos a los negros, como el del Atlántico. Si perdía 146.00 euros en 2016, al cierre del año pasado registró unos beneficios de cerca de 41.000 euros.

En la nómina también esá el Casino Bahía de Cádiz. Y también ha pasado de las pérdidas a los beneficios en un año. En 2016 habían sido unos números rojos de unos 134.000 euros, para lograr un resultado positivo de 46.00 euros al cierre del año pasado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad