Repsol prepara una mudanza por fases a Punta Langosteira

stop

El traslado, que podría durar cuatro o cinco años, comenzará por los tráficos de crudo y graneles sólidos

Punta Langosteira

12 de octubre de 2013 (01:39 CET)

Tras cuatro años de negociación, Repsol, Fomento y la Autoridad Portuaria de A Coruña rubricarán sobre el papel el acuerdo anunciado en el mes de febrero para el traslado de la actividad de la petrolera en los muelles coruñeses al Puerto Exterior de Punta Langosteira. La mudanza se hará por fases, según informan fuentes próximas a la negociación, y podría prolongarse durante cuatro o cinco años. En esta primera etapa se acometerá el traslado del tráfico de crudo y de graneles sólidos. Estos tráficos suponen casi el 60% de la actividad de Respsol en A Coruña.

Un avance en el objetivo que se fijaron las distintas fuerzas políticas que ocuparon María Pita, primero el PSOE y actualmente el PP: alejar el tráfico de combustibles de la ciudad y dejar un espacio libre de cerca de 400.000 metros cuadrados en los muelles de San Diego. El alcalde de A Coruña, Carlos Negreira, volvió a insistir este viernes en la importancia del acuerdo para retirar el oleoducto que atraviesa la ciudad y sacar a los petroleros de la ría. En esta primera etapa, sin embargo, el oleoducto se mantendrá, ya que es necesario para trabajar con los productos refinados.

Pagar a plazos


La dilatada negociación entre las partes para el traslado mantiene todavía muchos interrogantes abiertos a la espera de la firma del próxima lunes, en la que deberían establecerse los plazos y las obras a acometer. Una de las cuestiones principales, la compensación a Repsol por trasladarse al Puerto Exterior, especialmente concebido para sus actividades, continúa en una zona oscura. En su momento, la petrolera solicitó cerca de 200 millones por abandonar su actual enclave, donde tiene una concesión hasta 2027.

Aunque el total podría estar ahora por debajo de esta cuantía, parece que Fomento lo abonará también progresivamente, a medida que la petrolera avance en el traslado, y que las compensaciones serán por un importe menor en esta primera fase, según informan fuentes próximas al proceso.

En todo caso, la cuestión sigue sin dilucidarse, entre otros motivo, porque Repsol mantiene su política de no revelar datos hasta que el acuerdo esté firmado. La última comunicación de la compañía respecto a su traslado remite al preacuerdo de febrero, en el que se comprometía a desarrollar a lo largo de este año los estudios técnicos para determinar los plazos y la inversión necesaria para comenzar a operar en Punta Langosteira.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad