Repsol pide una investigación bursátil

stop

BATALLA

 Luis del Rivero y Antonio Brufau

04 de octubre de 2011 (19:46 CET)

La batalla de Repsol continúa por todo lo alto. La Comisión de Auditoría y Control de Repsol YPF ha presentado este martes una carta en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en la que solicita al supervisor que investigue los movimientos de acciones registrados en su capital en agosto y septiembre, después de haber detectado entre otras cosas un volumen inusitado de negociación desde que Pemex y Sacyr anunciaran el pasado 29 de agosto su acuerdo de sindicación.

En concreto, esta comisión, formada por consejeros independientes, pide a la CNMV que inquiera "sobre el incremento de los volúmenes de negociación de las acciones de Repsol y especialmente sobre cualquier operación anormal o inusual sobre las acciones de Repsol que se realice o se haya realizado durante los meses de agosto y septiembre de 2011", indicaron a Europa Press en fuentes conocedoras del documento.

La solicitud la realiza el vocal independiente Ángel Durández en calidad de presidente de la comisión, en la que además participan los consejeros Paulina Beato y Javier Echenique. Este grupo de consejeros cumple de esta forma con el encargo realizado el pasado miércoles por el consejo de administración de la compañía.

En el documento remitido a la CNMV, se destacan aspectos como el alto volumen de negociación de acciones de Repsol desde el pasado 29 de agosto, el alto volumen y saldo de títulos prestados a fecha 23 de septiembre y la condición de Credit Agricole de intermediario en las operaciones.

La solicitud remitida al organismo presidido por Julio Segura también alude a las "circunstancias excepcionales que en la actualidad afectan a las negociaciones de las acciones de Repsol".

Consejo de Repsol

El pasado miércoles, el consejo de administración de Repsol, con el apoyo de todos los vocales independientes, expresó su apoyo al presidente de la compañía, Antonio Brufau, e instó a Pemex y Sacyr a abandonar el acuerdo con el que ambos socios sindican sus participaciones y suman un 29,5% del capital de la petrolera.

Además de modificar el reglamento del consejo para endurecer las condiciones sobre presencia de competidores en el consejo y operaciones vinculadas, Repsol dio instrucciones a sus servicios jurídicos para que emprendan las acciones que consideren oportunas para la defensa de sus intereses y pidió a los consejeros independientes que realicen un análisis sobre los daños y perjuicios que podría provocar el pacto entre Sacyr y Pemex.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad