Antoni Brufau y Josu Jon Imaz, presidente y consejero delegado de Repsol. EFE

Repsol exprimirá el fin del petróleo barato con un 50% más de beneficio

stop

Repsol cotiza en máximos de tres años gracias a la subida del petróleo y a la mejora de sus previsionesRepsol exprimirá el fin del petróleo barato con un 50% má

en Barcelona, 19 de septiembre de 2017 (06:00 CET)

Repsol cerró este lunes la sesión del IBEX con una nueva subida, que sitúa al grupo rozando los máximos de tres años en bolsa. Parte de este ascenso es la estela de la subida del precio del crudo, que tendrá más efectos positivos. Gestionando la compañía como si el barril de Brent costara 40 dólares, el crudo por encima de los 55 dólares deja un escenario muy positivo para Repsol, que mejorará su beneficio operativo (ebitda) en un 50%.

El grupo energético presidido por Antoni Brufau obtendrá un ebitda ajustado de 6.632 millones a cierre de año, según los analistas de Bank of America Merrill Lynch, cifra que supondrá un incremento del 51,6% respecto a la cifra de 2016. El beneficio neto ajustado subirá un 27%, hasta los 2.445 millones. El banco revisó recientemente al alza las previsiones de Repsol para este año para recoger la buena evolución de su negocio de refino y la subida del Brent. Hizo lo propio Morgan Stanley, que prevé un resultado de 2.200 millones, un 14% más.

Repsol sube el 23% en bolsa en lo que va de año mientras Total, Shell, BP y ENI bajan

La subida del petróleo es una muy buena noticia para Repsol. Su consejero delegado, Josu Jon Imaz, dijo en mayo que están trabajando para que la compañía sea rentable con el crudo a 40 dólares. Por ello, su subida por encima de este nivel en los últimos meses apuntala la mejora de la primera petrolera española y la ha disparado en el IBEX. Pero no es el único factor. La mejor muestra es que Repsol se ha destacado en bolsa como la mejor de su sector en Europa en el último año.

Repsol sube casi el 23% en lo que llevamos de 2017, y más del 40% en el último año. Comparada con las principales petroleras europeas, la diferencia es notable: solo la portuguesa Galp (13%) sube en bolsa este año, mientras Total, Shell, BP y ENI tienen un balance negativo. En el último año, ni BP (24%) y Galp (20%), las que mejor evolucionan, se acercan a la revalorización de Repsol.

Las clave de la rentabilidad de Repsol

La clave está en las propias palabras de Imaz. Si Repsol es rentable con el Brent a 40 dólares, todo lo que esté por encima va a beneficio. Pero además, significaba que la compañía diversificó para no depender tanto de la cotización del petróleo y cubrirse ante su posible bajada. Esto mismo es lo que destacan los bancos de inversión que han vuelto a poner a Repsol en el foco, y con recomendaciones positivas. Su precio objetivo es de 16 euros por acción, según Bank of America, y de 17,50 según Morgan Stanley, por lo que todavía tiene un recorrido de hasta el 16%.

Ambas entidades valoran positivamente la evolución del negocio de Repsol en los últimos meses. Su negocio downstream, liderado por el refino, mejora, y se espera que incremente sus márgenes de beneficios, lo que apoyará el crecimiento del flujo de caja. Morgan Stanley calcula que el free cash flow se incrementará en 1.100 millones de euros entre 2016 y 2018.

Repsol incrementará en 1.100 millones su flujo de caja hasta 2018, según los analistas

La actividad de refino no depende tanto del precio del crudo –de hecho, no le interesa un precio muy alto–, por lo que es más constante y segura. Además, se prevé que su demanda crezca en los próximos meses, y según los analistas, Repsol está bien posicionada para hacer frente a dicho incremento. Bank of America señala también que el huracán Harvey, que afectó a Texas (EEUU), Nicaragua y Honduras entre otros países, provocó un desabastecimiento que Repsol tiene capacidad para suplir.

Repsol evitó comentar las previsiones como efecto de la subida del petróleo, ya que juegan muchos más factores, como el tipo de cambio entre euro y dólar o situaciones particulares de los países en los que se encuentra. Pero el primer semestre ya sorprendió positivamente a los inversores y analistas por su capacidad para ganar el 65% más, y lograr un ebitda el 29% mayor, pese a producir menos petróleo. El negocio de downstream, en el que se encuentra el refino, supuso tres cuartas partes del beneficio. También fue muy bien acogida la reducción del 28% de su deuda en un año.

Hemeroteca

Repsol
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad